Scioli quiere penalizar a piqueteros si marchan con "actitudes hostiles"

Scioli quiere penalizar a piqueteros si marchan con "actitudes hostiles"
Estar encapuchados o armados con palos podría ser penado en la Provincia.
El gobernador Daniel Scioli adelantó que las actitudes consideradas hostiles realizadas por "piqueteros" encapuchados serán penalizadas en la provincia de Buenos Aires con detención. Es una propuesta para sancionar contraventores que -según explicó en un reportaje publicado por Clarín-, enviará a la Legislatura antes de fin de mes. El proyecto prevé una reforma en el Código de Faltas bonaerense e incluye sanción a las conductas consideradas "predelictuales" como el "merodeo" o la "vagancia".

"¿A usted le parece normal que una persona ande con la cara tapada y un palo en sus manos para peticionar?", resultó el argumento del gobernador. "Resulta obvio -agregó- que es una situación irregular. Eso no significa que se evite la protesta", fue la aclaración.

El borrador que será utilizado en la elaboración del proyecto de ley para ampliar los artículos del Código de Faltas, con facultades de actuación a la Policía, también determina multas.

La iniciativa establece: "Se sanciona gravemente a los que sin justificación ocultaren el rostro de manera que impidiere su identificación; a los que obstruyeren la circulación de los vehículos o de las personas".

Scioli considera que "es imperioso retornar a la normalidad en la calle", como una forma de orden público y evalúa que determinados comportamientos sociales "conspiran contra ese objetivo".

Esta voluntad de "recuperar la calle", como define el ministro de Seguridad provincial, Carlos Stornelli, responde al apremio oficial por la demanda de medidas de prevención y represión del delito en el conurbano e Interior. No obstante, las eventuales detenciones de integrantes de organizaciones sociales en actitud "hostil" estará condicionada por el clima de movilización creciente, caracterizada desde el gobierno nacional como presagio de "desestabilización" institucional.

La resolución del conflicto, en esos términos, es sustancial a la estrategia del matrimonio Kirchner. El gobernador lo sitúa en el plano predelictivo, y para el kirchnerismo es de naturaleza político.

Los legisladores bonaerenses admiten que estos dos abordajes serán necesarios al momento de debatir el proyecto sobre piqueteros. No hay apuro de tratamiento.

En cambio, en el peronismo orgánico si existe premura en las respuestas. Ayer, antes de ingresar a la reunión del Consejo del PJ (ver página 12) José María Díaz Bancalari denunció la existencia de estrategias para "desgastar" al gobierno nacional.

El propio Scioli habló de climas de "inestabilidad", aunque prefirió apelar a la mejora de "la convivencia democrática" antes que señalar responsables.

¿En caso de aprobarse el proyecto de Reforma del Código de Faltas, el gobierno provincial estaría dispuesto a detener manifestantes?. No hay antecedentes de aprehensiones por portación de palos o capuchas. Los hubo por resistencia a la autoridad o ataque contra ministerios.

Sólo el fiscal platense Marcelo Romero, en junio de 2004, avanzó con un pedido de "secuestro de elementos (palos u objetos contundentes) y se proceda a la identificación de las personas" con esos comportamientos. En caso de negativa, ordenaba su "filmación" y procesamiento por intimidación pública. La orden nunca se cumplió.

Comentá la nota