Scioli puso en funciones a Camaño

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, puso hoy en funciones al nuevo ministro de Gobierno provincial, Eduardo Camaño.
El mandatario provincial también tomó juramento como Jefe de Gabinete a Alberto Pérez, quien ocupaba la Jefatura de Gabinete y Gobierno, área que se desdobló tras modificarse la Ley de Ministerios.

El acto se realizó en el Salón Dorado de la Gobernación provincial, en La Plata donde estuvieron presentes todo el gabinete provincial, legisladores, intendentes y el Jefe de la Policía bonaerense, Juan Carlos Paggi.

Scioli, tras tomar juramento a ambos ministros, aludió en su discurso a "los cambios profundos" que vive el mundo actual y que exigen "adaptemos la organización de nuestro gobierno a los nuevos tiempos" ya que "la dinámica de los acontecimientos no nos pueden paralizar".

El gobernador remarcó el "orgullo" que siente por contar en su gabinete con un hombre como Eduardo Camaño "por su trayectoria y experiencia de servir al país y a la provincia de Buenos Aires".

El gobernador aseguró que ambos funcionarios deberán trabajar para atender "las necesidades cotidianas de quienes son el primer mostrador de contacto institucional con el vecino: los municipios".

"Tienen que estar atentos para ir superando las dificultades que van surgiendo en el camino", pidió.

Por su parte, Alberto Pérez, que reasumió la jefatura de Gabinete, se comprometió a "redoblar el compromiso de trabajar para la Provincia" y destacó que se sume al Gabinete "a un hombre como Camañao, con experiencia, notables virtudes políticas y un hombre de bien".

"Hicimos mucho, es mucho lo que falta" reconoció, y agregó que para cumplir con eso es muy positiva la incorporación de Camaño al gabinete.

Remarcó que comparte con Camaño el ideario de justicia social y que ambos trabajarán para "lograr una Provincia cada vez más grande y que ayude al proyecto nacional".

Finalmente, Eduardo Camaño, flamante ministro de Gobierno, agradeció el recibimiento de sus pares y afirmó que los ejes de su función serán "el diálogo y el consenso, bases fundamentales de la convivencia, que sirvieron para superar el 2001".

"Diálogo y consenso significa que las partes se juntan y discuten distintas alternativas para beneficiar a la comunidad. Es el conjunto que llega a un acuerdo", remarcó.

Se comprometió a "abrir las puertas del Ministerio a todos los sectores políticos" y reconoció que la actual coyuntura mundial "es una situación compleja" y destacó que, ante eso, "hay que poner el cuerpo y ponerse a trabajar".

Comentá la nota