Scioli: "No se puede estar colgado de la pollera" de Cristina

Scioli: "No se puede estar colgado de la pollera" de Cristina
Desde Miami, donde disertará en un foro junto a Macri, se quejó de la escasa coparticipación bonaerense.
No es la primera en las últimas semanas que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, busca tomar distancia de la Casa Rosada. En esta oportunidad, desde Miami, el mandatario sostuvo que el distrito bonaerense no puede estar "colgándose todo el tiempo de los pantalones de los presidentes de turno o de la pollera de la Presidenta, en este caso".

En el marco de la Conferencia de las Américas en Coral Gable, Miami, Scioli criticó la actual coparticipación que recibe de Buenos Aires, aunque admitió que el distrito lleva embolsados este año alrededor de $18 millones de la Casa Rosada. "Vamos en la búsqueda que la provincia recupere sus puntos de coparticipación", señaló el gobernador en diálogo con la agencia DyN.

"Gobernar la provincia de Buenos Aires requiere un trabajo muy serio, buscando una solución sustentable en el tiempo para que no esté colgándose todo el tiempo de los pantalones de los presidentes de turno o de la pollera de la Presidenta, en este caso", señaló Scioli, quien una vez más pareciera querer tomar distancia de los designios de Balcarce 50.

En ese sentido, Scioli manifestó que "hacemos el esfuerzo y vamos en búsqueda que la provincia recupere sus puntos de coparticipación", aunque agregó que "mientras tanto estamos hablando de valuaciones inmobiliarias al 10% del valor del mercado (...) no hay ningún país del mundo con esa distorsión tan grande", agregó.

Cuando le preguntaron si era posible solucionar los desequilibrios de la coparticipación, el gobernador bonaerense señaló que "sí". Y agregó que "la provincia fue la que más cedió pero también hay que verlo en forma completa porque el Gobierno Nacional si hay una provincia en la que ha invertido es en la provincia de Buenos Aires con $18.000 millones en el último año".

Scioli también habló del conflicto que atraviesan los trabajadores de Kraft. En ese sentido, el gobernador pidió hoy "una actitud positiva" a las partes involucradas en el conflicto de la empresa y atribuyó las protestas a la "solidaridad en otras provincias", o bien a aliados políticos.

El mandatario bonaerense confirmó que "llamaron en su momento" desde la Embajada de Estados Unidos para manifestar su inquietud sobre el conflicto y explicó que "escuchamos inquietudes y actuamos". Al respecto, Scioli llamó a "solucionar, descomprimir este conflicto".

Más distancia de los K. Estas declaraciones se suman a realizadas en las últimas semanas. El 18 de agosto pasado, en medio del conflicto del Gobierno con el Grupo Clarín, Scioli agradeció explicitamente tanto a Clarín como a La Nación por la "confianza" hacia la provincia de Buenos Aires, sede de la próxima ExpoAgro, feria organizada por los dos diarios más importantes del país.

Tal frase seguramente no fue del agrado de Néstor Kirchner, quien aparentemente tendría entre sus manos fotografías de un encuentro durante esa misma semana de agosto entre Scioli y el CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto. Fuentes del Diario Perfil aseguraron que la reunión se debió a la repentina multiplicidad de títulos negativos del diario contra el gobernador bonaerense.

"En medio del conflicto entre el Gobierno nacional y Clarín comenzaron a aparecer algunos títulos negativos, tema que habría tratado en el encuentro con Magnetto", contaron fuentes de la gobernación. Al enterarse de dicho encuentro, Kirchner habría echado a andar las versiones que Nación no le enviaría fondos necesarios para pagar los sueldos de los estatales bonaerenses.

Ahora, a algo más de un mes del fuego cruzado, Scioli volvió a disparar contra el Gobierno por el tema de coparticipación. En tanto, se encuentra en Miami junto a Mauricio Macri para participar de una cita organizada por el diario The Miami Herald, el Banco Mundial y la Universidad de La Florida, donde hablará en una panel moderado por el periodista Andrés Oppenheimer.

Comentá la nota