Scioli promete al campo revisar el alza impositiva y frena la protesta

Scioli promete al campo revisar el alza impositiva y frena la protesta
Una comisión bicameral, con participación de productores, auditará y rectificará posibles errores
LA PLATA.- Extender la tregua y apaciguar aunque sea temporalmente el enojo de los productores bonaerenses fue lo que consiguió ayer el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, al recibir a las entidades del campo de la provincia y comprometerse a revisar su reforma fiscal.

Ahora deberá echar a andar una comisión bicameral, creada por los senadores el mismo día en que aprobaron la ley, para rectificar errores o desproporciones que pudiera contener la norma en el aumento del impuesto inmobiliario rural que, en algunos casos, llega al 130 por ciento.

En la citada comisión participarán, desde el próximo martes junto a legisladores y funcionarios, representantes del campo; que también tendrán que volver a la capital provincial el jueves para asistir a una reunión de trabajo de la Mesa Agropecuaria Provincial, convocada por el ministro de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich.

En paralelo, el ministro de Producción provincial, Martín Ferré, avanza junto con los administradores de los puertos en una probable derogación del artículo 26, que creó una nueva alícuota de ingresos brutos para los movimientos de cargas portuarias, y su reemplazo por una nueva iniciativa que incorporaría variables de competitividad a la hora de fijar las imposiciones en cada puerto, contemplaría la conformación de un fondo de desarrollo para el mantenimiento de las terminales y que, incluso, podría insertarse en el proyecto de ley de presupuesto 2010 que Scioli enviaría en dos semanas a la Legislatura.

Durante la reunión en la gobernación Scioli estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Alberto Pérez; los ministros Franetovich y Ferré; el titular de la cartera económica, Alejandro Arlía; y el director de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), Rafael Perelminter; además de varios legisladores del oficialismo.

En representación de los productores bonaerenses asistieron, el presidente de Carbap, Pedro Apaolaza; el director de Federación Agraria Argentina, Guillermo Giannasi; el dirigente de Coninagro Mario Raiteri y, por la Sociedad Rural Argentina, Abel Guerrieri.

Medidas de fuerza en "suspenso"

Al cabo del encuentro, que se extendió por unas dos horas, el gobierno y los ruralistas evaluaron, en sendas conferencias de prensa, los resultados de la reunión.

El titular de Carbap sostuvo que si bien "no hay resultados para exponer, sí hay voluntad de trabajo y se ha llegado a un principio de acuerdo".

El directivo de la Sociedad Rural, aseguró que se retiraba con "expectativas" de que los planteos sean atendidos y precisó que pidieron que la suba inmobiliaria no incluya la aplicación del revalúo 2005 y que se estipule un aumento fijo que "en ningún caso supere el 25%", algo que desde el gobierno evalúan "poco probable".

Por su parte, Raiteri destacó que el gobierno les había ratificado que se buscará que la tasa de puertos no haga que se trasladen costos a los productores agropecuarios. "Desde el campo no pedimos aportar menos. Nuestra propuesta es que las necesidades fiscales del gobierno impacten en la forma menos negativa posible para los productores", afirmó.

Los ruralistas aclararon que las medidas de fuerza que estaban en análisis no fueron desactivadas, sino que "quedan en suspenso. Al haber reuniones y avances, lógicamente queda abierta esta instancia y las entidades pondremos todo para tratar, mediante el diálogo, de resolver las diferencias", indicó Giannasi.

Dicho lo suyo el campo; fue el turno de Franetovich, que hizo las veces de vocero del gobierno y, antes que nada, confirmó que se corregirá el impuesto portuario y se analizarán posibles retoques al inmobiliario rural. También se encargó de destacar la consigna con la que trabajan sobre posibles cambios: "Cualquier modificación a la norma no tendrá que afectar la meta fiscal de la provincia", dijo.

El titular de la cartera agraria precisó además que se trabajará con las entidades agropecuarias para facilitar el acceso de los productores bonaerenses a los planes y subsidios nacionales para el sector.

Entre ellos, gestionarán el subsidio del programa "Más Terneros" para 60 distritos. También adelantó que saldrá una línea de crédito con fondos de Anses por un total de $ 100 millones, a tasa subsidiada, para la siembra de trigo que se tramitaría a través del Banco Provincia (Bapro).

En la rueda de prensa estuvieron también los titulares de las comisiones de presupuesto de Diputados y Senadores, Franco Laporta y Patricio García, respectivamente, que habían participado de la reunión con el campo. García se limitó a decir que una revisión "es atendible tomando en cuenta los reclamos y por la predisposición del gobernador Scioli".

Comentá la nota