"Scioli piensa igual que yo", dice Monzó

En medio de la crisis económica que atraviesa la provincia de Buenos Aires, la salida de Emilio Monzó del Ministerio de Asuntos Agrarios dejó al descubierto la necesidad de Daniel Scioli de alinearse al matrimonio K. El ex funcionario mantuvo siempre una postura crítica con respecto a la política nacional hacia el sector agropecuario y asegura que eso le valió el puesto.
—¿Qué fue lo que hizo mal para que el gobernador le pidiera la renuncia?

—Los fundamentos que me dieron no tienen que ver con que yo haya hecho algo mal, sino todo lo contrario: ponderaban la gestión y me decían que era una necesidad política del Gobierno de la provincia de Buenos Aires de estar consustanciados con el Gobierno nacional. La provincia se encuentra en una situación política y financiera que tiene una necesidad y una dependencia del Gobierno nacional. Desde el punto de vista político, me parece una decisión acertada por parte del gobernador, mi posición era diferente a la del Gobierno nacional y quizás eso perjudicaba la relación.

—Néstor Kirchner dijo que no lo conocía y que no tuvo ninguna injerencia en su partida...

—Es cierto que no me conoce y yo no lo conozco. Está claro que el Gobierno nacional estaba encima de mi gestión y que desde hace muchos meses quería que yo me fuera.

—Su sucesor, Ariel Franetovich, ya mostró una postura mucho más dura con el campo que la que tenía usted, y los llamó a bajar los decibeles y a dejar de perder el tiempo con protestas...

—Espero que Ariel esté buscando un equilibrio y que con el transitar de la gestión gane la confianza del sector. Si Ariel es un ministro para confrontar, no le va a hacer bien a él, ni al gobernador, ni a los bonaerenses. Espero que sea el nexo que yo no pude ser entre el Gobierno nacional y el sector agropecuario.

—Dicen que el gobernador estaba enojado con usted porque no lo defendió con Eduardo Buzzi cuando lo trató de felpudo de Kirchner.

—Mi relación con Scioli estaba perfectamente, y aún hoy estoy convencido de que Scioli piensa igual a lo que yo pienso.

—Ahora volverá a la banca de diputado. ¿Seguirá en el Frente para la Victoria?

—Vuelvo al bloque, y voy a seguir hablando de esta manera. Lo que sí pido es tolerancia para que acepten que uno no piensa igual, y por supuesto que desde mi banca tengo un fuerte compromiso con el sector agropecuario.

—¿Recibió el llamado de Felipe Solá después de su alejamiento del gobierno de Scioli?

—Sí, recibí el llamado de Felipe, que es un amigo de hace muchos años, es una persona que respeto, un excelente gobernador y uno de los dirigentes más importantes que tiene el Partido Justicialista. Pero también recibí el llamado del gobernador, a quien voy a defender, desde mi banca, de muchos intendentes, gobernadores y ministros de otras provincias.

Comentá la nota