Scioli pidió endeudarse por $ 11.000 millones en 2010

El presupuesto bonaerense prevé gastos por $ 65.860 millones, con aumentos en Seguridad, Salud y Desarrollo Social, pero con desinversión en infraestructura
El gobierno bonaerense envió el Presupuesto 2010 a la Legislatura provincial, estimando un gasto total de $ 65.860 millones, donde los mayores aumentos son para el Ministerio de Asuntos Agrarios, Seguridad, Desarrollo Social y de Salud. En cambio, prevé una fuerte desinversión en Infraestructura.

El proyecto estima un déficit primario de $ 5.387 millones y la necesidad de financiamiento de $ 11.000 millones a través de la emisión de títulos públicos y la toma de créditos de diferentes organismos nacionales e internacionales.

El Presupuesto bonaerense, en paralelo con el nacional, prevé permitir a los municipios que se endeuden para financiar gastos corrientes, pero previa autorización del gobierno provincial.

En cuanto a la deuda de la provincia, incluye un pedido de autorización para contraer préstamos con organismos internacionales por unos u$s 253 millones para el financiamiento de planes sociales. También incorpora un pedido para endeudarse por $ 4.500 millones para la cancelación de deudas que vencerán el año próximo y otro para tomar deuda por $ 4.120 millones para atender el déficit financiero. El proyecto contiene, asimismo, una autorización para emitir bonos de cancelación de pasivos por $ 850 millones con los proveedores.

Los ingresos están calculados en 57.946 millones, integrados por recursos tributarios propios en $ 24.557 millones y los coparticipados en $ 17.772 millones.Además de contribuciones a la seguridad social por $ 9.178 millones e ingresos no tributarios por $ 7.326 millones.

Los gastos totales se establecen en $ 65.860 millones, de los cuales unos $ 33.115 millones de pesos serán destinados a la administración central.

El gobierno de Daniel Scioli contempla "el sinceramiento y jerarquización" de 9.865 cargos para distintas áreas, entre ellos 4.500 cargos docentes y 3.000 para salud.

En cuanto a las partidas de gastos que más aumentan, los recursos para el Ministerio de Asuntos Agrarios suben un 51,2%, que se destinará, entre otros rubros, a subsidios para pequeños y medianos productores.

Asimismo, el Ministerio de Seguridad verá incrementados en un 30,1% sus recursos en 2010, sumando $ 4.950 millones. No obstante, no recupera la caída en la participación del gasto total que viene sufriendo desde 2002, por la que más de una cuarta parte de lo que eran sus ingresos fueron a parar a otras áreas, indicó el diputado del ARI, Walter Martello.

El Ministerio de Desarrollo Social aumenta sus recursos en un 30,6% y el de Salud recibirá un incremento de partidas del 21,8%.

En cambio, la partida para la Dirección General de Cultura y Educación aumenta sólo un 10,4%, cifra inferior a la inflación esperada para 2010, llegando a $ 19.218 millones. Del mismo modo, los recursos para el Poder Judicial, sólo crecerán un 17,1%, con $ 1.967 millones serán destinados a la administración de justicia y $ 912 millones a las fiscalías. Para el Ministerio de Producción, sólo se incrementarán en un 18,6%.

El que más sufre es el Ministerio de Infraestructura, con un recorte de partidas del 13,4% en un año que no será electoral. Así el área pierde $ 200 millones, quedando el Presupuesto para 2010 en $ 1.273 millones.

Martello calculó que las ocho áreas principales del gasto bajaron su participación en el Presupuesto bonaerense debido al fuerte y constante incremento de los servicios de deuda.

"La deuda pasó a representar el 80% del Presupuesto en 2009, con el consiguiente impacto en los servicios de deuda que crecieron en forma exponencial, afectando negativamente el resto de las prestaciones", enfatizó Martello.

Comentá la nota