Scioli pidió 'autorización' para endeudarse por unos $2.100 M

Sin demoras tras la aprobación por parte del Congreso Nacional de la Ley que les sacó el cepo a las Provincias que les impedía endeudarse para gastos corrientes, Scioli envió a la Legislatura un proyecto solicitando autorización para contraer deudas por más de $ 2 mil millones de pesos, que de todas formas no le alcanzarán para cubrir parte del "rojo" de las cuentas públicas para este año.
De 7 artículos, la iniciativa oficial a la que accedió INFOCIELO estipula una autorización al Ejecutivo para contraer un endeudamiento por $ 1.649.038.000, "con el objeto de financiar la ejecución de programas vinculados a servicios sociales y/o inversión pública actualmente en desarrollo o que se prevea iniciar durante el Ejercicio 2009", más otro de $480.000.000, éste último destinado a "financiar programas vinculados a servicios sociales".

Los dos endeudamientos, según también lo establece el proyecto oficial, estipulan que el Poder Ejecutivo podrá afectar para el pago de los servicios de capital e intereses que genere la búsqueda de financiamiento, así como para ‘garantía’ de los mismos, "los recursos provenientes del Régimen de Coparticipación de Impuestos".

En los fundamentos, Scioli remarca el permiso que le otorgó el Congreso Nacional para contraer esa deuda, en función de la "reforma introducida por el Congreso Nacional, mediante la Ley 26.530, sancionada con fecha 28 de octubre de 2009", la misma que levanta la prohibición a las provincias para endeudarse en el marco de la Ley de Responsabilidad Fiscal, 25.917.

PARA QUE "LE ALCANZA" A SCIOLI ESTE ENDEUDAMIENTO

En la Legislatura provincial se aprobó hoy una ampliación del "gastos" para el corriente ejercicio, por un monto superior a los $3.400 millones de pesos, para atender el impacto del aumento salarial otorgado en marzo último al sector de los docentes –y que como en el Presupuesto 2010 no estaba previsto en el original- más un faltante de recursos para las áreas de Salud y Desarrollo Social.

En efecto, la iniciativa convertida en Ley hoy por parte del Senado, autoriza al Ejecutivo a "ampliar" el Presupuesto 2009 en la partida de gastos, con dos propósitos: $980 millones para atender cuestiones vinculadas a la prestación de servicios de Salud y de Desarrollo Social, más otra cifra para atender "las erogaciones que se contabilicen el cierre del Ejercicio 2009 en la partida principal de gastos en personal, incluyendo la partida de transferencia de la Dirección de Escuelas", que refiere, entre otras cosas, al aumento otorgado a los docentes en marzo último y que redondea una cifra cercana a los $2.400 millones.

Así planteada, las necesidades de financiamiento del Gobernador sólo para atender "gastos" del Presupuesto 2009, superan los $3.400 millones, es decir casi $ 1.300 millones más que lo que requiere en la autorización para ampliar el endeudameinto que acaba de girar a la Legislatura para su aprobación.

La iniciativa para contraer deudas por más de $2.100 millones que ingresó ayer por el Senado aclara, textualmente, que tiene íntima relación con esa ampliación de gastos: "Encontrándose en tratamiento parlamentario un Proyecto de Ley por el cual se ampliarían las autorizaciones de gasto en los Ministerios de Desarrollo Social y de Salud, es que por la presente se prevé autorizar una ampliación del endeudamiento del Presupuesto General 2009", asegura el proyecto oficial.

EL DERROTERO LEGISLATIVO

La solicitud de Scioli para ampliar el endeudamiento de la Provincia por una cifra superior a los $2.000 millones, no presentaría mayores dificultades para su aprobación en el Senado, aunque –se presume- sí deberían afrontar una fuerte pulseada en Diputados.

Es que más allá de que la Cámara Alta votó hoy una moción de preferencia para que el proyecto sea tratado con despacho de la Comisión de Presupuesto en la próxima sección, la facilidad para la aprobación del mismo en ese cuerpo descansa en un apéndice del Reglamento interno que estipula que no necesita el oficialismo reunir mayoría especial para aprobar esa norma.

En Diputados, sin embargo, la cosa se complicará más aún para el oficialismo. Como ha sido habitual en el último tiempo y en el marco de discusiones de leyes que el Ejecutivo demanda, la bancada oficialista no sólo deberá luchar esta vez por su flaca integración –sobre todo en comparación con sus pares del Senado-, sino que al no existir ninguna referencia en igual sentido que la que establece el Reglamento del Senado para atender este tipo de iniciativas, deberá el FpV-PJ conseguir mayoría especial para aprobar la norma.

Comentá la nota