Scioli con los pantalones largos

Desde Miami, el gobernador dijo que busca que su gestión "no esté colgándose de los pantalones" de los presidentes de turno o "de la pollera" de la actual mandataria. Así volvió a reclamar por mayor porcentaje de coparticipación federal para la Provincia.
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, graficó la situación de dependencia económica de la Provincia respecto del Gobierno nacional de manera clara y directa. Desde Miami, afirmó que su gestión apunta a que la Provincia "no esté colgándose de los pantalones" de los presidentes de turno o "de la pollera" de la actual mandataria.

De esa manera, Scioli admitió que en materia de coparticipación "la Provincia fue la que más cedió", aunque aclaró que en lo que va del año recibió 18 mil millones de la Casa Rosada. "Vamos en busca de que la Provincia recupere sus puntos de coparticipación", sostuvo Scioli en una entrevista periodística realizada en el lobby del mítico hotel Biltmore de Coral Gable, Miami, donde participa de la Conferencia de las Américas.

No es la primera vez que el gobernador Scioli pide la recuperación de los puntos de coparticipación para la Provincia. Sin embargo, el planteo no es bien recibido en la Casa Rosada. El reclamo no es nuevo ni de esta gestión, pero molesta especialmente al matrimonio Kirchner, que se maneja con un fuerte control de la caja y del reparto de los recursos.

"Gobernar la provincia de Buenos Aires requiere un trabajo muy serio, buscando una solución sustentable en el tiempo para que no esté colgándose todo el tiempo de los pantalones de los presidentes de turno o de la pollera de la Presidenta, en este caso", dijo el gobernador.

Y completó: "Hacemos el esfuerzo y vamos en búsqueda de que la Provincia recupere sus puntos de coparticipación". Sin embargo, aclaró que "mientras tanto" buscará aumentar la recaudación provincial a través de la ley de Reforma Impositiva, sancionada la semana pasada, y que establece aumentos en varios rubros en la Provincia.

Además, Scioli reconoció que será difícil reformar los porcentajes de coparticipación, porque con el rechazo de alguna de las otras provincias, fracasaría. Sin embargo, aseguró que "la provincia (de Buenos Aires) fue la que más cedió, pero también hay que verlo en forma completa, porque el Gobierno nacional, si hay una provincia en la que ha invertido, es en la provincia de Buenos Aires, con 18 mil millones en el último año; obras y subsidios para que tengamos determinados servicios a distinto precio".

En ese sentido, consideró que "de cara al Gobierno nacional dicen está bien, sinceramos la coparticipación, pero también sinceramos lo otro. Pero uno no puede decir sinceramos la coparticipación y aparte me quedo con todo lo otro".

"No vine a la Provincia a hacer más de lo mismo, sino a generar un cambio del sinceramiento y reorganización de las estructuras económicas y sociales", dijo el gobernador. En relación a los problemas económicos admitidos por los propios funcionarios bonaerenses, Scioli aseguró que, "contra todo lo que decían algunos que la Provincia no iba a poder pagar los sueldos, que iba a emitir patacones, nada de eso ocurrió porque fuimos previsores".

En otro orden, el gobernador relativizó la importancia de la convocatoria del Consejo Nacional Justicialista en el corto plazo, así como la supuesta pérdida de su capital político por la alianza con Néstor Kirchner.

Solá pidió reacción a los gobernadores

El peronismo disidente anunció ayer que presentará un proyecto para sancionar una "nueva ley de Coparticipación Federal". El ex gobernador bonaerense y diputado nacional electo por Unión-Pro Felipe Solá llamó ayer a "los gobernadores" a que "se despierten ante los atropellos del gobierno kirchnerista" y apoyen esa iniciativa.

"Es necesario un nuevo arreglo federal, que pase de la discrecionalidad a la automaticidad de las transferencias", insistió, tras acusar al ex presidente Néstor Kirchner y a su sucesora y actual presidenta, Cristina Fernández, de utilizar "los fondos que la Nación envía a las provincias" como "la principal herramienta para disciplinar" a los gobernadores.

El ex gobernador de la Provincia desde 2002 a 2007 precisó que "la participación de las provincias en el total de recursos se redujo del 57% al 43% entre 1991 y 2008 (incluyendo la recaudación de Afip y rentas provinciales), invirtiéndose la ecuación con la Nación". En cambio, advirtió que "el gasto aumentó en el mismo período del 33% al 40%".

Comentá la nota