Scioli y Macri se cruzaron duro en una conferencia en Miami

Scioli y Macri se cruzaron duro en una conferencia en Miami
Con un cruce con un economista del Banco Mundial y un contrapunto con Mauricio Macri, el gobernador Daniel Scioli expuso los ejes de su gestión y defendió los lineamientos centrales de las administraciones de Néstor y Cristina Kirchner, en el marco de la Conferencia de las Américas que se desarrolla aquí.

Scioli y Macri abrieron el foro organizado por el diario The Miami Herald, la Universidad de la Florida y el Banco Mundial, como integrantes de una mesa sobre "America latina despues de la crisis".

También tomaron parte de los debates el canciller de Perú, José Antonio García Belaunde, y el director de programas para la reducción de la pobreza del BM, Marcelo Giugale, con el periodista Andrés Oppenheimer como moderador.

Tras una introducción del economista del BM Augusto de la Torre, Scioli definió a Buenos Aires como "el motor productivo del país" y describió su "diversidad, expresada en un Conurbano que concentra a 10 millones de habitantes, con altos niveles de pobreza y exclusión que es nuestro desafio revertir".

También indicó que las acciones de su gobierno durante la crisis se concentraron en "sostener el empleo y combatir la pobreza, sin dejar de desarrollar una lucha frontal contra el narcotráfico".

Sostuvo que América latina se recuperó "defendiendo la economía real y no desde la especulación financiera".

Aseguró también que "el desempleo no se sintió con tanta fuerza" como en los países centrales y fue entonces cuando planteó la primera polémica.

"Cuando escucho al economista del Banco Mundial que nos precedió hablar de colapso en América latina y en la Argentina, tengo que disentir. No se puede tomar un período de dos años para analizar la situación, pido que revisemos la evolución de nuestro país desde 2003, cuando comenzó la etapa de mayor crecimiento de su historia", dijo Scioli.

El gobernador sostuvo que la Argentina "está en óptimas condiciones para abrir extraordinarias oportunidades de inversión" y luego se enfocó en la descripción de su gestión, mencionando en primer término a la tarjeta alimentaria, definiéndola como "un programa contra el clientelismo político".

Scioli planteó también como ejes de su gobierno el plan del derecho garantizado a la niñez, la política educativa y "el combate al narcotráfico, que -según aseguró- "quiso instalarse en nuestra provincia".

Luego puso esas medidas de gestión en contexto: "para nosotros es estratégico el rol social activo del Estado para enfrentar la pobreza, un Estado vigoroso que diste de los extremos que fijan un Estado ausente o un Estado que se ocupa de todo", definió, para agregar que cree "profundamente en la sinergia entre lo público y lo privado".

Luego fue el turno del jefe de Gobierno porteño, quien realizó también un pronóstico optimista sobre el futuro de América latina y de la Argentina en particular.

Pero fue incluyendo críticas a "visiones endogámicas de algunos gobiernos de la región, que así se van quedando aislados", para sostener luego que en la Argentina "desaprovechamos los últimos años, a pesar del crecimiento general", cuestionando duramente las políticas kirchneristas hacia el campo.

"Nuestro país podría, en menos de una década, terminar con la pobreza, pero para ello necesita ser un país previsible, con reglas claras, instituciones sólidas e integrado a los mercados", disparó Macri, cuestionando "lo que le falta" a la Argentina.

Y golpeó directo sobre la descripción del Conurbano que había hecho Scioli: "cuesta entender ese nivel de pobreza en un país con tantos recursos naturales y humanos".

Scioli había arrancado su mensaje diciendo que era "un gusto compartir la mesa con un compatriota" y Macri había hecho referencia a "mi amigo el gobernador Scioli".

Pero después de la exposición del jefe de Gobierno porteño, el bonaerense tuvo "revancha" cuando Oppenheimer hizo una consulta a los panelistas sobre "la década antisistémica".

Scioli aprovechó para abundar en elogios al Gobierno nacional desde 2003 y aseguró que desde entonces "avanzamos en una reorganización económica y social", a la que definió como el "modelo argentino".

"Que me perdone Scioli, pero no existe el modelo argentino. Chile y Brasil son quienes muestran el camino en Latinoamerica", retrucó Macri.

El gobernador bonaerense volvería a la carga a raíz de una pregunta sobre "subsidios focalizados": "cuando hablo de modelo argentino pienso en la responsabilidad fiscal, el superávit comercial y fiscal, el nivel de reservas, el desendeudamiento. No digo que no falte por hace pero tenemos una economía sana".

De paso, el gobernador contestó la referencia de Macri al campo, indicando que con ese sector se suscitó un "conflicto político, con errores de todos lados".

Pero el jefe de Gobierno porteño también volvería a la carga con ese tema, definiendo como "inentendible lo que hizo el Gobierno con el sector más dinámico de nuestra economía, hasta afectar la producción y las exportaciones".

Ya terminado el panel, en diálogos separados con los periodistas, Scioli volvió a defender su concepto del "modelo argentino" y Macri retrucó: "yo no tengo que defender lo indefendible".

Comentá la nota