Scioli lanza un plan "torniquete" por menor recaudación

Gastar menos, pedir financiamiento o mejorar la recaudación. A Daniel Scioli no parecen quedarle opciones: como la Provincia no llega con la previsión del 29% de incremento en los tributos que debería percibir el fisco, sólo queda la posibilidad de "pelear" cada peso en el sistema de contribución impositiva y para ello, en lo inmediato, intentará evitar que las grandes empresas conviertan en dinero "negro" sumas que, así, dejarían de pagar Ingresos Brutos.
El plan se llama "Torniquete", por creación intelectual del responsable de ARBA, Santiago Montoya. El funcionario percibe un año dificil. No es el único: en febrero, Buenos Aires recaudó 1.654 millones de pesos, 11 % más que en igual período 2008. Resulta un acumulativo del 18% en el primer bimestre, muy lejos del 29% proyectado en el presupuesto de este año.

El primer indicador de retracción económica es la merma en la percepción de Ingresos Brutos, el principal tributo (65% del total recaudado) que recibe la Provincia. A ese sector apunta Montoya, quien establecerá en el nuevo plan un seguimiento sobre los movimientos de plata de las grandes firmas.

Según las autoridades de ARBA, se estarían "informalizando" operaciones que habitualmente pasan por los bancos. De esta manera, se mantienen las ganancias "absolutas", sin la posibilidad de retención impositiva.

Scioli necesita 22 mil millones de pesos por recaudación. Ningún cálculo se aproxima. ¿Recortar el gasto?. En este momento, Scioli negocia aumentos salariales con los docentes y los empleados estatales. El acuerdo representa una erogación de, por lo menos, 1.100 millones de pesos que no estaban contemplados en el presupuesto 2009. No existen indicios de ajustes drásticos en la administración de recursos y en la prestación de servicios.

La otra variante, a través de ayuda financiera, está acotada al máximo por la crisis internacional y la Nación tiene sus propias limitaciones.

Comentá la nota