Scioli y Karina Rabolini rescataron a un joven que se ahogaba en el río Luján

Ni su custodia se había dado cuenta cuando el gobernador de Buenos Aires se montó sobre un gomón para rescatar a un joven que se estaba ahogando en un río que no estaba nada calmo. Cuando escuchó los gritos de auxilio, Daniel Scioli no dudó ni un instante, fue como un acto reflejo.
El ex motonauta no estuvo solo en lo que se convirtió en la hazaña del día. Su esposa, la modelo Karina Rabolini, se embarcó con él. El río Luján estaba crecido y muy movido.

El hecho ocurrió después del mediodía, mientras el matrimonio Scioli se encontraba almorzando en su casa de Benavídez, al norte de la provincia de Buenos Aires. Primero se escucharon gritos, después pudieron ver que la correntada estaba arrastrando a un joven de unos veintitantos años. El matrimonio corrió al amarradero y salió al rescate con un gomón inflable y un salvavidas.

"Fue una circunstancia en la que la gente empezó a inquietarse y a gritar, y eso me llamó la atención. Salí a ver lo que estaba ocurriendo y un joven la estaba pasando muy mal, porque hay mucha corriente en el río donde hay bajante y pude rápidamente acercarme a él. Yo estaba con Karina", explicó el gobernador ayer por la tarde, cuando fue a ver la largada del Rally Dakar 2010.

Los aplausos y los gestos de alegría llegaron cuando Scioli y Rabolini arribaron con el joven rescatado a la orilla de un recreo que tiene el Automóvil Club sobre la margen de ese río. La tensión había pasado.

"Pudimos llevarlo luego a la costa para que se reencuentre con sus amigos y familiares; por lo tanto las cosas no pasaron a mayores", agregó el mandatario bonaerense.

Como conocedor de los secretos del agua, Scioli prefirió dar consejos: "Yo siempre digo que tomen los respectivos recaudos a los que se bañan en el río, porque esta situación de la correntada hace parecer que uno puede hacer pie y de repente se hunde. El chico se hundió, no sabía nadar bien, se desesperó y se estaba ahogando; pero por suerte no pasó nada".

Durante la jornada de ayer, Scioli instruyó a sus colaboradores para que minimizaran el hecho. "No quiere mostrarse como si fuera Acuaman (uno de los héroes de los dibujos animados de La Liga de la Justicia)", dijo a PERFIL uno de los voceros del mandatario provincial.

Comentá la nota