Scioli y el "Japonés" García, enfrentados por el Puerto

El gobierno bonaerense quiere construir una réplica de Puerto Madero en Vicente López, pero el municipio no quiere saber nada. 24CON te anticipó la pelea.
Un lugar y dos proyectos diametralmente opuestos. Distintas ideas para utilizar un mismo recurso natural. Esa dicotomía genera tensión en Vicente López, entre el municipio y el gobierno bonaerense. El puerto de Olivos y sus terrenos aledaños son espacios codiciados para emprender proyectos oficiales, tanto de la provincia de Buenos Aires, a la que pertenece por jurisdicción, como también del municipio de Vicente López, que reclama una mayor participación.

Pero sus ideas no van de la mano y una unión, por estos días, parece una utopía. Ambos gobiernos tienen planes de infraestructura diferentes para el lugar, que cuenta con una ubicación privilegiada.

[Puerto de olivos]

El gobierno de la provincia quiere una remodelación de la zona similar a la realizada en Puerto Madero. En diciembre del año pasado la gobernación comenzó a realizar una limpieza del área portuaria y la demolición de las viejas areneras de cemento. La idea es transformar la zona en un lugar de recreación y de práctica de deportes, sobre todo náuticos. Pero el mayor peso del proyecto está en la construcción de viviendas y restaurantes y hoteles, que se darán en concesión a grupos privados.

A pesar del ambicioso proyecto provincial, el municipio de Vicente López tiene otros planes para la zona. La administración del intendente Enrique García quiere crear un parque náutico, proyecto que ya lleva años de planificación, pero que no puede concretar porque no tiene jurisdicción en el puerto.

"No estamos de acuerdo con la construcción de un Puerto Madero. Queremos que se realice un espacio verde público, que le falta a la ciudad. Además, el puerto de Olivos es un lugar histórico del municipio y no se debe modificar", dijo García.

El proyecto del parque náutico propone un gran parque al aire libre, una escuela de buceo, estacionamientos y algunos locales gastronómicos. "Tenemos un concepto diferente del que el tiene el gobierno provincial. No queremos edificios y casinos que colapsen el tránsito y los servicios. El impacto ambiental será pésimo si eso se concreta", señaló el intendente.

Fuente: La Nación

Comentá la nota