Scioli intenta retener a un funcionario crítico

Se dijo que Duretti había renunciado, pero el gobierno lo niega
LA PLATA.- Voceros del gobierno bonaerense negaron ayer que el subsecretario de Reforma Política provincial, Dario Duretti, vaya a dejar el gabinete provincial, pese a las versiones publicadas que daban cuenta de su salida por discrepancias con la política agropecuaria de Daniel Scioli.

La versión sensibilizó al extremo a los principales funcionarios de la Jefatura de Gabinete provincial, de la que depende el área conducida por Duretti, que en las últimas horas insistieron en que "ni el gobierno echó a Duretti, ni Duretti pegó el portazo". La confusión se incrementó ante la negativa del funcionario por fijar públicamente su posición.

Anteayer, en medio de las versiones que circulaban en portales informativos y agencias de noticias, se había informado sobre la salida del funcionario, ocurrida tras una reunión con el jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez. Y que su decisión tenía era en solidaridad con Emilio Monzó, el ministro de Asuntos Agrarios al que Scioli echó para acercarse a la política del gobierno nacional.

Sin embargo, en la Jefatura de Gabinete ayer indicaron que la reunión con Duretti había sido "un encuentro de trabajo normal en el que no se habló de posibles salidas, porque eso era algo que sólo estaba en los medios". Tampoco se supo el tópico de la reunión, pero se indicó que el próximo martes ambos funcionarios volverán a verse.

Ayer, Duretti no atendió las insistentes llamadas de LA NACION para intentar clarificar su situación. En la Jefatura de Gabinete se dijo: "Nosotros somos sus voceros y le indicamos que no hable para no agrandar la confusión". No obstante, a su alrededor circularon mensajes contradictorios mientras algunos de sus allegados y colaboradores decían que había dejado su cargo, otros lo negaban.

En los corrillos políticos de Bragado, de donde es oriundo Duretti, se hablaba de una negociación que habría puesto en marcha el gobierno provincial para intentar retener al subsecretario.

Otras versiones que circulaban en ámbitos legislativos indicaron que Duretti aspiraba a un puesto superior -algunos especularon incluso en que quería ser ministro de Asuntos Agrarios en lugar de Monzó-, pero ante la negativa de Scioli amenazó con irse.

En caso de renunciar, Duretti volvería a ocupar su lugar como diputado provincial -goza de licencia y fue titular de la Comisión de Agricultura-. Si abandonara el oficialismo, pondría en riesgo el quórum propio que Scioli ostenta en ese cuerpo hasta el próximo 10 de diciembre. Antes de esa fecha, el gobernador espera que se apruebe el presupuesto para 2010.

En la encrucijada, Duretti también puede aprovechar para dirimir la interna partidaria en su distrito, donde, de volver a la Legislatura, dejaría afuera a diputado Eduardo Gatica (FPV), también de Bragado, que llegó al recinto por ser suplente cuando Duretti accedió al ofrecimiento de Scioli. También daría un paso para reconciliarse con el sector agropecuario, enfrentado al intendente local, Aldo San Pedro, ya que Druetti aspiraría a sucederlo.

Comentá la nota