Scioli inició con Sabbatella la ronda de diálogo político con la oposición

Scioli inició con Sabbatella la ronda de diálogo político con la oposición
Tras la derrota electoral del 28 de junio y en el marco del inicio de un proceso de diálogo y apertura con distintos sectores partidarios, el gobernador Daniel Scioli recibió a intendentes y legisladores de la oposición.

En una serie de encuentros, Scioli recibió en la Gobernación a legisladores de todos los bloques políticos y además se reunió con intendentes radicales, vecinalistas, con el jefe comunal de Morón y diputado electo, Martín Sabbatella y el platense Pablo Bruera.

Si bien el análisis de la evolución de la gripe A se llevó gran parte de estas reuniones, el planteo oficial de "garantizar la gobernabilidad" fue uno de los puntos salientes de estos primeros contactos post electorales.

En ese marco, en los distintos encuentros se mencionó que el Ejecutivo tiene la "necesidad" de que se aprueben en las próximas semanas en la Legislatura una serie de proyectos que apuntan a darle "sustentabilidad" a la gestión, según definió uno de los ministros del gabinete provincial.

Fue así que Scioli pidió el apoyo a los intendentes y legisladores de la oposición para que acompañen esas iniciativas cuyo contenido no trascendió.

"Más que nunca tenemos que gobernar para los que nos votaron y para los que no nos votaron, más que nunca tenemos que dar respuestas con trabajo, siendo amplios, racionales y aplicando siempre el sentido común", expresó el gobernador al resumir la jornada de trabajo.

Tanto intendentes del Foro Radical como vecinalistas plantearon las situaciones que provoca la gripe en sus distritos, al igual que un pedido para que el Fondo Federal de la Soja quede "libre de disponibilidad", a lo cual Scioli tomó debida nota.

La coyuntura política y su correlato con la agenda legislativa fue motivo de las reuniones que Scioli compartió con las autoridades de bloques oficialistas y de los diferentes partidos políticos que componen las cámaras provinciales.

Los intendentes pidieron a Scioli garantías en cuanto a la continuidad de las obras públicas comprometidas, y el mandatario provincial se comprometió a gestionar ante la Nación que esas promesas se cumplan.

Tras las reuniones, el ministro de Economía, Alejandro Arlía, dijo que existió un planteo de los intendentes del radicalismo en el sentido de atender "algunas necesidades puntuales".

En ese marco, destacó un principio de acuerdo "para discutir con ellos lineamientos de cómo vamos a trabajar el presupuesto 2010" con la idea de que "contemple también -en las planillas anexas, donde figura generalmente el destino de las partidas- las necesidades de cada distrito".

Los intendentes, en tanto, garantizaron su aporte a la gobernabilidad, pero hicieron planteos de asistencia financiera para afrontar los gastos que demandan a las comunas la pandemia de la gripe A.

Comentá la nota