Scioli incluye, Macri privatiza

Scioli incluye, Macri privatiza

Por Alejandro Rodríguez

La semana próxima, 17 mil finalistas de toda la provincia participarán en la ciudad de Mar del Plata de los Juegos BA, uno de los programas de mayor inclusión que tiene a nivel latinoamericano y en la que jóvenes y chicos con capacidades diferentes y adultos mayores participan durante todo el año.

De este programa han surgido figuras como Braian Toledo (jabalina), Germán Lauro (bala), Emanuel Ginobili (básquet), entre otros.

El Estado ejerce su rol en los lugares donde el sector privado no llega. La provincia, para este año, realizará unas finales para las que se trabajó  articuladamente con las direcciones de los 135 municipios. Se consiguió incluir incluso a las delegaciones en las que intendentes de signo opositor al gobierno (por una postura mezquina) le habían privado de estar presente en Mar del Plata. El deporte, para Daniel Scioli, es sinónimo de integración y una política de Estado prioritaria. Por tal motivo, cada participante pudo participar de un modo activo desde marzo a estas tradicionales finales, que se realizarán del 22 hasta el 26.

Los Juegos BA significan el programa deportivo y cultural más inclusivo de América ya que integra a un millón de participantes cada año, superando desde el año 2008, los 8 millones de deportistas. Además, tienen como madrina a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto. Por otra parte, la participación en estas competencias tiene como especial atractivo que otorga la clasificación a los históricos Juegos Evita. 

Por todos estos motivos, el Estado nacional y provincial articula políticas deportivas para que la integración sea cada vez más federal e inclusiva. Daniel Scioli generó un plan estratégico que consta en la democratización a partir de la descentralización de los recursos. Implementó el desarrollo de infraestructura deportiva que incluye playones deportivos (en escuelas y barrios), polideportivos y escenarios para la promoción del Deporte (construcción de canchas de césped sintético, por ejemplo), con el objetivo de que estas realizaciones tengan presencia en los sectores más vulnerables.

También el actual gobernador bonaerense ha constituido al Estadio Único en un espacio multipropósito de primer nivel internacional. El moderno escenario deportivo platense, de ese modo, articula con el sector privado en función de la realización de eventos cuyos beneficios impactan en sus vecinos y no quedan en manos privadas.

En la vereda contrapuesta se encuentra Mauricio Macri. Cada vez más se lo ve envuelto en situaciones irregulares. Y fundamentalmente, cuando el líder del PRO se refiere al deporte, deja entender que dejará la posibilidad de desarrollo como si se tratara de meras actividades empresariales. Sin ir más lejos, trascendió esta semana su afán para privatizar el autódromo porteño Oscar y Alfredo Gálvez, al que jamás apoyó, al que dejó postergado y que cada vez se deteriorara más para proceder a sacárselo de encima. Días atrás intentó hacer lo propio con distintos polideportivos de la zona sur de la ciudad.

Además, Macri, difundió alegremente una imagen que daña al verdadero espíritu deportivo, cuando hizo correr a Usain Bolt con el Metrobus. El alcalde porteño apunta al deporte espectáculo, que comprendido de ese modo, sólo sirve para generar una foto oportunista, pero no deja un programa deportivo sustentable, a la vez que solamente beneficia a quiénes hacen negocios con este tipo de actividades y deja a nuestros chicos excluidos de la actividad deportiva.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el PRO lanzó los tardíos Juegos de la Ciudad, destinó 3 millones de pesos y calculó la participación en apenas 1000 jóvenes, mientras que al mismo tiempo, en la provincia de Buenos Aires se invirtieron aproximadamente 40 millones y la cantidad de participantes durante todo la temporada, año tras año, se acerca a un millón de chicos.

Mientras Macri pone a su política deportiva en sintonía con su estrategia de su gobierno para unos pocos, los objetivos de Scioli se vinculan con profundizar y desarrollar programas con un abordaje entre el sector público y privado. El deporte ha sido incluido en la agenda de Gobierno de la provincia durante toda la gestión: siempre ha sido un área prioritaria en pos de la aplicación de las políticas sociales inclusivas, destinadas a contribuir a la elevación de la calidad de vida de la población provincial.

Eso es desarrollo. Eso significa certidumbre. Daniel Scioli comprende el deporte para incluir, para defender los clubes de barrio, para alentar deportistas amateur y desarrollar el deporte de alto rendimiento. La antítesis es Mauricio Macri: para el PRO, el deporte es la oportunidad de hacer negocios, dárselos a los amigos y hacer fotos vacías de contenido. «

Coment� la nota