Scioli hará revalúo inmobiliario en 2009

Aunque no tocará alícuotas, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, pretende aplicar cambios en las valuaciones del Impuesto Inmobiliario Urbano, que redundarán en subas en las boletas para el caso de las propiedades de mayor valor. En cambio, las viviendas más humildes serán exceptuadas del pago o recibirán rebajas de hasta 50%. Se trata de parte del Presupuesto 2009 que ingresará esta semana a la Legislatura.
Buenos Aires - Si bien no planea modificar las alícuotas, el gobierno de Daniel Scioli aplicará en 2009 cambios en las valuaciones del Impuesto Inmobiliario Urbano, que derivarán en aumentos en los montos de las boletas para las propiedades de mayor valor -con un nuevo revalúo del valor fiscal mediante-, aunque también generarán rebajas -e incluso, monto cero- para la franja de unidades de menor cotización.

«Se intenta que propiedades de menor valor paguen menos, y que las de mayor valor paguen un poco más, de acuerdo con su verdadero valor fiscal», más «acorde al valor real», aseguraron anoche desde el entorno del mandatario a este diario.

Según trascendió, la iniciativa apunta en principio a llevar a monto cero el Inmobiliario para las unidades valuadas en hasta 25 mil pesos (alcanza a cerca de 600 mil contribuyentes), mientras que se aplicaría una escala de reducción de los montos a pagar -de hasta 50%- para viviendas valuadas entre 25 mil y 95 mil pesos (beneficiará a 400 mil contribuyentes).

En cambio, se aplicarían aumentos en las valuaciones de hasta 30% para el caso de los inmuebles de mayor valor, aunque las fuentes no oficializaron el piso a partir del cual se activarían los cambios. En la práctica, esta postal implica que el monto total de la recaudación en concepto del Inmobiliario Urbano se mantendrá en el mismo nivel de este año.

En el marco del proyecto de Presupuesto bonaerense 2009 que el mandatario enviará esta semana a la Legislatura, en lo que respecta al Inmobiliario Rural -delicado capítulo debido a la permanente efervescencia ruralista-, también se analizan modificaciones en las valuaciones, que se establecerían sobre la base del valor productivo de las unidades de cada región. Sin embargo, aún no se resolvió si los cambios en este tributo se aplicarán desde el año entrante.

En tanto, el esquema del Impuesto a los Ingresos Brutos se mantendrá sin cambios en relación con las alícuotas que rigen para cada sector, tras las novedades que la reforma previsional de este año generaron en el ámbito industrial y de la construcción (antes exentos, y que pasaron a tributar en este rubro para potenciar la recaudación provincial).

Por su parte, el Impuesto a los Automotores se cobrará el año que viene con la tradicional actualización de valuaciones a partir del 1 de enero.

Comentá la nota