Scioli esquivó pago desdoblado. Córdoba declararía emergencia

Scioli esquivó pago desdoblado. Córdoba declararía emergencia
MALABARES DE LAS PROVINCIAS PARA HaCER FRENTE A GASTO CORRIENTE
Forzados por las urgencias de caja, los gobernadores pelean la obtención de financiamiento extra para enfrentar los gastos de las provincias, de la mano de riesgosos endeudamientos y de reclamo de fondos adeudados.

Los distritos más comprometidos son Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Capital Federal, Chubut y Chaco, que como primera medida anticiparon la emisión de bonos para pagar salarios, proveedores y otras obligaciones. Sin embargo, las magras condiciones del mercado financiero traban esta alternativa y en ese contexto aparecen este mes las dificultades para hacer frente a los sueldos de agosto.

En Buenos Aires, Daniel Scioli logró finalmente asegurarse los $ 2.500 millones que la provincia necesita para pagar los salarios, gracias a la buena performance de la recaudación de este mes, que permitió cubrir un faltante de unos $ 240 millones que amenazó con un cronograma escalonado.

«Queremos llevar tranquilidad a los bonaerenses porque la provincia pagará a término gracias a la buena marcha de la recaudación», precisó el ministro de Economía, Alejandro Arlía. El funcionario explicó que fue necesaria también una reprogramación financiera, destinada a hacer frente a los gastos esenciales, como servicios y sueldos.

En cuanto a las tarjetas alimentarias -sobre las que también asomaba cierta incertidumbre- Arlía confirmó que fueron depositados los $ 47 millones que implica ese plan de asistencia que beneficia a 750 mil personas.

Las urgencias de caja de Buenos Aires estuvieron signadas por las demoras en las transferencias de fondos correspondientes al Plan de Asistencia Financiera nacional, que aún siguen sin llegar.

En otro escenario se mueve el cordobés Juan Schiaretti, quien aún no logró reunir la masa de dinero que necesita para cubrir los salarios. Por eso ayer, en tono desesperante, el gobernador envió una carta a Cristina de Kirchner en la que exige el cumplimiento del pago de una deuda por $ 372 millones.

«Es el equivalente a un mes de masa salarial líquida de todos los estatales activos de mi provincia», rogó.

Problemas

Según pronosticó el cordobés, ese incumplimiento traería aparejado no sólo el pago de salarios fuera de término, sino que también obligaría a la provincia a declarar la emergencia económica.

«Sra. Presidenta, soy una persona que cree en el diálogo como forma de superar los problemas... Espero que sus oficios nos den a todos los cordobeses la respuesta que necesitamos en pos de construir un país cada vez más federal», se despidió.

Ayer un viso de esperanza se instaló en varios despachos del interior al conocerse el acuerdo para suspender la Ley de Responsabilidad Fiscal.

«La ley fue pensada para tiempos normales y no para tiempos extraordinariamente complicados como el actual. Y negar la realidad nos parecía una mala señal», celebró el ministro de finanzas de Scioli.

La modificación de la norma permitirá a varios gobernadores emitir deuda por al menos 6.500 millones de pesos para abonar salarios, cumplir con proveedores y oxigenar las cuentas provinciales, que cerrarían 2009 con un déficit total de $ 18.860 millones.

Comentá la nota