Scioli se endurece y pide por las contravenciones

Cuatro nuevos asesinatos convulsionaron la Provincia. El gobernador consideró que debe hacerse eco del reclamo social "o esto no se revierte". Desde el CELS critican la iniciativa que busca reinstalar el código de faltas provincial.
Ante el fuerte impacto y la convulsión social que causaron los tres casos con cuatro muertes violentas el martes en la provincia de Buenos Aires, el gobernador Daniel Scioli realzó su discurso de mano dura y exigió a la Policía "que vaya a buscar a los asesinos que le arruinan la vida a la gente", y que actúe con "la máxima firmeza" posible.

"Me he puesto al frente de esta lucha porque cuando veo a más de 29 policías caídos en cumplimiento de su deber, en lo que va de mi gestión, 270 delincuentes abatidos y familias destrozadas, se vuelve evidente que estamos dando una dura batalla por recuperar en plenitud lo que es esa convivencia democrática, lo que es esa tranquilidad y la paz que la gente está pidiendo", afirmó el gobernador bonaerense en declaraciones periodísticas.

Tras el ataque del que fue víctima el ex-futbolista Fernando Cáceres el 1° de noviembre, Scioli había expresado su aval para que la Policía "abata a los delincuentes" si "las circunstancias" lo ameritan. Ahora, tras el doble crimen de City Bell, el asesinato de la arquitecta en Wilde y la muerte del oficial del Grupo Halcón, el gobernador sentenció que "cuando se llega a una instancia en la que enfrentás a este tipo de delincuentes, hay que darle apoyo a la Policía para que actúe".

Tras afirmar que "la inseguridad es el principal problema" que tiene la provincia de Buenos Aires porque "los delincuentes están dispuestos a todo", el máximo mandatario provincial consideró que debe hacerse "eco del clamor popular" y seguir "sus convicciones", porque de lo contrario "no se va a poder ir revirtiendo" esta situación.

Como viene haciendo desde hace varias semanas atrás, Scioli aprovechó para reinsertar en la agenda política su reclamo ante lo que considera una "necesidad": tratar un nuevo Código Contravencional.

"Es preciso adaptar la legislación vigente a fin de acorralar y cercar a la delincuencia", aseveró.

Desde su particular visión de las cosas, Scioli consideró que la situación actual de la Provincia "exige que se vaya adaptando la legislación vigente para acorralar y cercar a los delincuentes y trabajar mucho en la prevención, porque, tomando experiencias internacionales, lo que (al principio) parecen infracciones menores, se convierten después en delitos mayores".

Críticas del CELS

El director Ejecutivo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Gastón Schiller, consideró que la iniciativa que impulsa el Ejecutivo provincial para "garantizar seguridad" a los pobladores, en realidad "busca recaudar ilegalmente".

El director del CELS afirmó que, aunque se advierte "una manifiesta inseguridad, vemos también que este Código de faltas no tiene nada que ver con aumentar la seguridad, porque apunta a otros problemas".

En tal sentido, Schiller destacó que "lo de Scioli es demagogia y demuestra su absoluta falta de ideas" en materia de seguridad, porque el proyecto elaborado por el ministerio de Seguridad "en manos de la Policía bonaerense va a traer más corrupción".

Paggi, confiado

En la despedida a los restos del oficial principal del Grupo Halcón, Sergio Sagasti, que fueron inhumados ayer en el cementerio de Trenque Lauquen, el jefe de la Policía consideró que la población "recupera la confianza" con la fuerza.

Tras la inhumación de los restos de Sagasti, Paggi aseguró que era una "jornada agridulce", ya que el oficial dio su vida por la sociedad. Destacó la labor de los efectivos de la fuerza que conduce, al asegurar que "no hay una institución en este país que pueda ofrendar tantas vidas como la nuestra".

"Esa ofrenda debería ser quizás un poco más comprendida y solidarizada por parte de la comunidad, porque en definitiva nosotros ofrendamos nuestras vidas para la defensa de nuestra sociedad y no por otro motivo", agregó.

Comentá la nota