Scioli dijo que a la pobreza se la combate "con inversiones".

Scioli dijo que a la pobreza se la combate "con inversiones".
En esa línea, sostuvo que hay que buscar aquellas que "generen empleo".
Daniel Scioli utilizó una fórmula convencional para definir cómo salir que la pobreza y la desigualdad social: se combate con la promoción de inversiones "que generen empleo y mayor riqueza para distribuir".

La declaración del gobernador fue en su recorrida por dos plantas automotrices de General Pacheco y Escobar, en el Conurbano. Una actividad que ocupa mano de obra intensiva y niveles de ingresos medios.

El nudo en la Provincia es la informalidad laboral (40%), con cobertura social limitada, régimen legal deficiente y escasas posibilidades de calificación.

En estas condiciones, la inclusión resulta más compleja.

Más grave aún es la situación del segmento de aquellos pobres estructurales, quienes no tienen posibilidades de acceso a niveles mínimos de capacitación para el trabajo. Representan la tercera parte de todos los pobres que viven en Buenos Aires, según el ex ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

Un dato: 500 mil jóvenes de entre 15 y 24 no trabajan ni estudian. Son el resabio generacional incluido entre los cinco millones que conforman el mayor bolsón de pobreza del país. La mayoría de ellos habitan apenas el 2% del territorio que conforma el Gran Buenos Aires. En algunas zonas de esa comarca se registran, nítidos, contornos de desigualdad social que revelan como se distribuyo la riqueza en las últimas décadas.

Scioli no incursionó en terreno resbaladizo. Prefirió explicar: "La manera de distribuir la riqueza es generándola".

"Para eso -agregó el gobernador-hay que promover inversiones que creen puestos de trabajo y mayor actividad económica

En su gestión, según refirió en la planta de Ford, de Pacheco, "todo está orientado a generar el mejor clima de negocios".

También estuvo en las instalaciones de una nueva planta industrial que la empresa autopartista Gestamp Automoción desarrolla en Escobar.

La inversión es de 150 millones de dólares y prevé la contratación de 350 operarios.

El gobierno provincial requiere de mayor niveles de actividad económica para garantizar con recursos propios y los coparticipados prestaciones de servicios básicos. Sólo en sueldos se destina el 50% del gasto.

Las cuentas reservan 2200 millones de pesos para Desarrollo Social.

Una partida limitada (50 millones) está asignada, hasta 2011, al programa "El Derecho Garantizado para la Niñez"; un apoyo económico para todas las familias de la Provincia en situación de vulnerabilidad que tengan hijos menores de seis años. La escasez de recursos determinó en estos días la convocatoria del flamante ministro del área, Baldomero Alvarez, al sector privado para respaldar los planes de asistencia social.

Comentá la nota