Scioli dice que la salida de Montoya la decidió él y que "no incidió nadie"

Buscó de esta forma despegar a Kirchner de la movida en el gabinete bonaerense.
Yo soy el responsable de armar mi gobierno". Daniel Scioli decidió que esta aparente obviedad debe ser sostenida porque en los últimos días atribuyeron la salida del director de ARBA, Santiago Montoya, a una presión directa del ex presidente Néstor Kirchner , luego de los cuestionamientos al gobierno nacional realizados por el funcionario bonaerense.

El jueves, Montoya hizo dos movimientos: rechazó con estruendo la oferta oficial de encabezar la lista de concejales del FPV de San Isidro y criticó, a través de un comunicado, la falta de compromiso político del oficialismo "con los sectores políticos, sociales y productivos". La nota escrita irritó al kirchnerismo. Pero la negativa a integrar la nómina al Concejo Deliberante para el 28 de junio también mortificó a Scioli, quien unos días antes había manifestado que todos sus funcionarios "estaban a disposición del proyecto".

Montoya, según explicaron a Clarín en la Gobernación, no había manifestado rebeldía el miércoles a la tarde en el despacho de un ministro de Scioli. Y, en su momento, tampoco durante la conversación con el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

El recaudador sostiene que tenía previsto informar de la negativa al gobernador, quien el martes ya había regresado de Italia. No obstante, los hechos se precipitaron y el ministro de Economía, Rafael Perelmiter, le pidió la renuncia. Todavía asegura que hubo "algo oscuro" en esta trama para perjudicarlo. "Por qué motivo se avanzó (con su candidatura), si yo estaba diciendo "no avancen", quiero hablar con el gobernador", reclamó Montoya. Sin embargo, no pocos integrantes del gabinete le atribuyen "premeditación" en la salida.

"¿Existió presión para el despido?", preguntaron en La Plata a Scioli. "No hubo incidencia de nadie. Prueba de ello es que si repasan el armado de mi gobierno se van a dar cuenta que tiene mi impronta", dijo el gobernador.

En las cercanías del Gobernador recordaron que "el ministro de Asuntos Agrarios Emilio Monzón tiene una posición crítica a las políticas de Guillermo Moreno, también con aspectos de gestión para el sector agropecuario, y lo manifiesta todo el tiempo".

Ayer, el propio Montoya intentó resguardar al matrimonio gobernante de cualquier actitud agraviante al aclarar que el ex presidente había formulado comentarios "muy positivos" sobre su tarea. "La única vez que vi a la presidenta (Cristina Fernández) -agregó el encargado de ARBA- me felicitó y me dijo que ella consideraba que era uno de los mejores funcionarios del país". Su cargo será ocupado antes del mediodía por Perelmiter. Alejandro Arlía se desplazará del ministerio de la Producción a Economía y en su lugar irá el diputado Martín Ferré.

Comentá la nota