Scioli dice que los gobernadores expresan respeto por Kirchner

También minimizó los reclamos que recibe. "Arman una telenovela", afirmó.
De la ronda de conversaciones que Daniel Scioli inició el martes pasado con referentes provinciales del peronismo después de que Néstor Kirchner lo dejara a cargo de la conducción del Partido Justicialista, el gobernador resumió ayer la siguiente conclusión: el común denominador fue "el respeto a la gobernabilidad y el respeto por Néstor Kirchner".

El martes, Scioli mantuvo entrevistas con Hugo Moyano y con los gobernadores Mario das Neves (Chubut), José Luis Gioja (San Juan), Jorge Capitanich (Misiones)y Juan Manuel Urtubey (Salta). Ayer recibió al riojano Luis Beder Herrera. Según trascendió, Gioja y Das Neves le reclamaron "una apertura total" del partido, "sin proscripciones" (el límite estaría en Francisco de Narváez).

Pero la ronda de reuniones de Scioli recibió críticas de otros caudillos peronistas. Adolfo Rodríguez Saa, Juan Carlos Romero, Ramón Puerta y Carlos Menem ven en el gobernador bonaerense la sombra del ex presidente Kirchner. Carlos Reutemann anticipó que no tiene tiempo para dedicarse a la reorganización partidaria nacional.

Sobre las críticas a sus primeros pasos como jefe partidario, Scioli dijo que "se va armando una telenovela". El gobernador eludió referirse a la posibilidad de apartarse de la jefatura del PJ, versión que ayer publicó Clarín: "No puedo contestar a versiones que aparecen en un diario", contestó.

Scioli negó que en las charlas con los gobernadores lo hayan presionado para hacerse a un costado. También aclaró su contacto con Reutemann: "Le dejé a Lole un mensaje para felicitarlo por el resultado electoral, como lo hice con otros ganadores, como lo hice con los intendentes y con los gobernadores. Eso fue todo", explicó.

El vicegobernador, Alberto Balestrini, y el ministro bonaerense, Eduardo Camaño, dijeron ayer lo que Scioli (por diplomacia o estilo) calló. "El PJ no es un departamento en París", chicaneó Balestrini a Puerta, por los constantes viajes del misionero a esa ciudad. De Romero dijo que practica "un caudillismo prepotente". Camaño señaló que "el peronismo es un movimiento de hombres valientes que se hacen cargo cuando las papas queman, no como Puerta que me tiró la Casa Rosada por la cabeza en 2001", aludiendo al papel jugado por el misionero cuandoe ra titular del Senado y Fernando de la Rúa renunció al Gobierno.

Los sciolistas dicen que el gobernador es autónomo de los Kirchner. Ponen como ejemplo que ayer recibió al ruralista Pedro Apaolaza, titular de CARBAP, mientras Cristina mantiene en el "freezer"" el diálogo con el campo.

Comentá la nota