Scioli destacó el plan de desarme nacional como herramienta de prevención

El Gobernador bonaerense, Daniel Scioli, encabezó un acto en el cual se destruyeron armas secuestradas, en el marco del Plan de Desarme Nacional, por ser una herramienta que permite trabajar sobre la "prevención".
Tras encabezar el acto en el que el Poder Judicial de Quilmes entregó 500 armas secuestradas, para su destrucción, al Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires.

"Cuando luchamos contra la droga y desarmamos nuestra comunidad estamos trabajando en la prevención", subrayó el mandatario desde la Fiscalía General de la localidad, calificando a la iniciativa de "elocuente y contundente".

Por su parte, el ministro Alak puso en valor la decisión del gobernador de "trabajar tanto por la seguridad en la provincia de Buenos Aires".

Este programa de alcance nacional forma parte de una política integral de control y prevención de la violencia armada, que incluye medidas de control del mercado legal y medidas de persecución del mercado ilegal de las armas de fuego.

Acompañaron al gobernador el ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak; su par provincial, Ricardo Casal; la Procuradora General de Justicia de la Provincia, María del Carmen Falbo; y el intendente de Quilmes, Francisco Gutiérrez.

Además, estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Apelaciones de Garantías, Martín Ordoqui; y el fiscal general, Marcelo Dragui, entre otras autoridades nacionales y provinciales.

Comentá la nota