Scioli destacó la importancia de los microcréditos en las políticas de inclusión

El Gobernador inauguró este lunes una nueva sede del Banco Provincia en Temperley. La actividad se llevó a cabo en las flamantes instalaciones de la avenida Eva Perón (Ex Pasco) 2946. Acompañaron al Gobernador el presidente del Banco Provincia, Guillermos Francos, y el intendente local, Jorge Rossi, entre otras autoridades.
El gobernador Daniel Scioli destacó hoy el rol “estratégico” del microcrédito para avanzar en las políticas activas de inclusión que lleva adelante su gobierno porque “no debe ser un contrapeso sino un aliado”, al inaugurar una nueva sede del Banco Provincia en Lomas de Zamora.

Scioli remarcó que para la Provincia el crédito es una herramienta “estratégica” en la inclusión ya que los “créditos a tasas razonables hacen posible a una familia cumplir distintos sueños de préstamos personales”.

En este marco, el gobernador convocó a los vecinos de Lomas de Zamora a que “redescubran” el Banco Provincia y que vean “cómo hoy está absolutamente integrado no sólo a las políticas productivas sino también a las políticas sociales y educativas”.

Durante la inauguración de las instalaciones, Scioli estuvo acompañado por el presidente del Bapro, Guillermo Francos; el vicepresidente, Gustavo Marangoni, y el intendente de Lomas de Zamora, Jorge Rossi, entre otras autoridades provinciales y de la entidad bancaria.

Entre los programas sociales que desarrolla el gobierno provincial en conjunto con el Bapro se encuentran la Tarjeta Alimentos, la Tarjeta Docente, y los préstamos para jóvenes emprendedores.

Por su parte, el presidente de la entidad, Guillermo Francos, comprometió “todo el apoyo“ para que “los emprendedores sientan que este Banco está a sus servicios”.

Francos informó que este año se comenzará a trabajar con una línea de apoyo a las microempresas y deseó “que esto sea un hito de este banco que estamos intentando construir”.

Las flamantes instalaciones están ubicadas en avenida Eva Perón (Ex Pasco) 2946, de Temperley, y fueron construidas en tres meses luego del pedido de los empleados y clientes del barrio San José.

Comentá la nota