Scioli cree que el "mensaje" fue para él

Scioli cree que el
Se refirió así respecto de las señales que dejaron los captores de Bergara; dijo que reforzó su custodia; rechazó relevos en lo inmediato
LA PLATA.- El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, sospecha que, detrás del secuestro del empresario Leonardo Bergara, en el que hay tres policías presos y otros uniformados y ex miembros de la fuerza investigados, puede haber un mensaje contra él y contra su ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, debido a los cambios impulsados durante su gestión en "la lucha contra el delito".

Scioli formuló esos conceptos anoche, en diáliogo con LA NACION. Y también dijo que, pese a que no le gusta tener custodia, se vio obligado a reforzarla.

Previamente, durante la mañana, se reunió con el empresario liberado el sábado pasado, con el juez y la fiscal de la causa. Durante toda la jornada surgieron versiones respectos de descabezamientos de cúpulas policiales en la provincia. A continuación se transcribe el diálogo que La nacion mantuvo con el mandatario provincial.

-Gobernador: ¿teme que detrás del secuestro haya un mensaje mafioso contra su gestión?

-No me gusta hacer elucubraciones paranoicas.

-¿Pero se analiza esa posibilidad?

-Sí. Se analiza eso, y todas las alternativas. Estamos yendo muy a fondo con temas muy pesados, como el narcotráfico, y puede haber gente que se resista a los cambios.

-Usted habló, más temprano, de cambios en la policía...

-Los cambios son en la lucha contra el delito. Por ejemplo, contra el narcotráfico. Nunca se secuestró tanta droga como en esta gestión.

-¿Hay un narcotraficante preso en la cárcel de Marcos Paz, como producto de una investigación en la que participaron algunos de los policías ahora acusados por el secuestro de Leonardo Bergara?

-Se maneja esta información, y también otras.

-Según esa teoría, esos policías pudieron ser plantados en la causa. ¿Usted qué opina?

-Puede ser. Sí que puede ser. Para despistar.

-O por una venganza...

-Puede ser.

-¿Cree que la elección de Pinamar para que se pague el rescate es una demostración de audacia de los secuestradores, parte de ese mensaje para el gobierno que usted analiza?

-Eligieron Pinamar porque conocían la zona y porque los Bergara también la conocían muy bien.

-Trascendió que el ministro Stornelli estaba en Pinamar cuando se pagó el rescate...

-Estaba en Cariló con su familia y el rescate se pagó en La Frontera, la otra punta.

-¿Tuvo que reforzar su custodia personal debido a esta causa?

-La custodia es la habitual, pero con más atención. La custodia se dispone de acuerdo a los movimientos, al riesgo. Pero no por eso dejo de hacer mis tareas habituales.

-¿Tiene miedo?

-Mi temor es no encontrar a los responsables. Los quiero a todos presos. No me gusta vivir estas intrigas. Hoy me reuní con Bergara, con el juez [Luis Armella] y con la fiscal [Silvia Cavallo]

-¿Qué le contó Bergara?

-Le pregunté si lo habían cambiado ocho veces de lugar. Me dijo que estuvo en un solo lugar, hasta que le dieron somníferos y lo trasladaron a la casa donde apareció. También me dijo que los secuestradores hablaban como gangosos.

-¿El jefe de la policía, Daniel Salcedo, permanecerá en su cargo?

-En la reunión que tuve hoy con Stornelli acordamos que la prioridad no son los cambios en la conducción. Los cambios vendrán más adelante, con el avance de la investigación.

-¿Usted está confirmando a Salcedo en su cargo?

-El ministro es el que define a sus colaboradores. Hoy, él no me habló de cambios en la conducción. Hay que dejar que avance la investigación.

-Los investigadores sospechan que el ex policía José Pardini, que está prófugo, goza de protección política y policial.

-No sé si tiene vínculos con políticos o con policías, pero puede ser que tenga alguna protección. Hace 20 días que está prófugo. ¿Usted sabe que Pardini amenazó al juez en una causa anterior? Y hay un llamado de Pardini que aparece en la investigación del secuestro.

"Las purgas"

* 1997 El gobierno de la provincia de Buenos Aires estaba a cargo de Eduardo Duhalde y al frente de la cartera de Justicia, León Arslanian. Comenzaron las fuertes purgas en la policía bonaerense, como consecuencia del homicidio del fotógrafo José Luis Cabezas, en el que estaban implicados miembros de esa fuerza. Dos mil uniformados perdieron sus cargos.

* 1998 Un total de 309 fueron los policías de la bonaerense echados. Un tiempo más tarde se autodenominaron los "sin gorra".

* 1999 Al menos 2100 fueron los uniformados exonerados de la fuerza. Carlos Ruckauf era el gobernador. Al mando del Ministerio de Justicia, nuevamente se hallaba León Arslanian.

* 2004 A cargo del gobierno provincial ya se encontraba Felipe Solá. Arslanian encabezaba el Ministerio de Justicia. El 17 de marzo, Axel Blumberg fue secuestrado y, días más tarde, sus captores lo mataron. Tiempo después, los uniformados exonerados fueron 239.

* 2005 Dos casos impactaron a la opinión pública: el de Santiago Miralles, de ocho años, y el de Facundo Azulay, de 38. Ambos fueron secuestrados y asesinados por sus captores. Como parte de las políticas de "purgas" del gobierno, los policías sumariados fueron 806.

* 2006 Una serie de "purgas" policiales en la provincia determinaron la salida de 1090 uniformados de la bonaerense.

* 2007 Solá seguía al frente de la gobernación. Hubo 1400 policías bonaerenses separados de sus cargos.

Comentá la nota