Scioli cedió a la presión y limitó los alcances del aumento impositivo

Scioli cedió a la presión y limitó los alcances del aumento impositivo
El alza del inmobiliario rural quedará acotado, a la vez que se suspenderá el gravamen al movimiento portuario
Finalmente, el gobierno bonaerense cedió ante la presión y acordó ayer con las entidades del campo de la provincia acotar el aumento del impuesto inmobiliario rural y suspender el gravamen al movimiento de cargas en los puertos. Fue como resultado de una reunión de casi cinco horas entre ruralistas y el director ejecutivo de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), Rafael Perelmiter, en la que se firmó un acta en la que se expresó el consenso para fijar un tope máximo del 39% para el incremento del inmobiliario rural y repartir la suba en cinco zonas según criterios productivos. La provincia tampoco aplicará el revalúo 2005, cuestionado por los productores agropecuarios y dejará sin imposición las mejoras productivas -galpones, silos, establos- de menos de $ 100.000.

En el documento rubricado ayer, el gobierno de Daniel Scioli también se comprometió a suspender el tributo portuario. Ahora, el Ejecutivo enviará los cambios a la Legislatura provincial para enmendar la sancionada ley impositiva. Probablemente lo haga junto con el proyecto de ley de presupuesto 2010, que girará al Parlamento en los próximos días.

"No es poco lo que se ha resignado de parte de la provincia", reconoció el jefe de ARBA, al informar las novedades en una conferencia de prensa tras el encuentro del que participaron representantes de la Sociedad Rural, la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) y la Federación Agraria (FAA). Según Perelmiter, en el caso del inmobiliario rural, la provincia pretendía recaudar $ 170 millones, y ahora obtendrá 155 millones. La suspensión del impuesto creado para gravar la carga y descarga en los 14 puertos bonaerenses implica para el fisco resignar unos 750 millones. En principio, de los 1800 millones anuales que las autoridades provinciales pensaban cosechar con la ley impositiva 2010 podrá contar con unos 1035 millones. Quedan sin cambios los gravámenes inmobiliario urbano, a la herencia y a las patentes.

"Se privilegió el perfil productivo de la provincia a una urgencia fiscal de corto plazo", se sinceró anoche un alto funcionario provincial. El representante de FAA Jorge Solmi firmó el acta en disidencia al considerar que los productores no están en condiciones de absorber un aumento mayor al 20 por ciento.

En cambio, el jefe de Carbap sostuvo: "Nos vamos satisfechos por lo logrado". El dirigente de Sociedad Rural Abel Guerrieri dijo: "La negociación no fue fácil. Empezamos a discutir con la ley aprobada y, si bien no es lo que anhelábamos, creo que logramos un consenso razonable".

Subas por zonas

El esquema al que arribaron las autoridades y los productores divide la provincia en cinco zonas, que tributarán entre el 20 y el 39%, y una sexta quedará exenta. Un modelo similar ya había sido usado por el ex gobernador Felipe Solá para determinar el anterior aumento a las propiedades rurales.

No pagarán inmobiliario rural los 12 distritos más castigados por la sequía: Adolfo Alsina, Saavedra, Torquinst, Patagones, Villarino, Puan, Coronel Pringles, Coronel Suárez, Coronel Dorrego, Bahía Blanca, Coronel Rosales y Guaminí. Donde más se pagará es en la zona A -aumentará el 39%-, conformada por distritos, como Alberti, Chacabuco, Chivilcoy, Colón, Escobar, Mercedes, Pergamino, San Nicolás, San Pedro y Suipacha. La zona B, que abonará el 37%, está integrada, entre otros, por 9 de Julio, Bragado, Carlos Casares, Carlos Tejedor, Pehuajó, Rivadavia y Trenque Lauquen.

En la zona C, a la que le corresponderá una suba del 35%, están: Balcarce, Gonzales Chaves, General Alvarado, General Pueyrredón, Benito Juárez, Lobería, Necochea, San Cayetano, Tandil y Tres Arroyos. La zona D, que pagará un 33% más en 2010, está integrada por 25 de Mayo, Azul, Bolívar, Cañuelas, Chascomús, Daireaux, Lobos, Navarro, Olavarría, Pellegrini y Tres Lomas, entre otros partidos. Por último, la zona E, que soportará una suba del 20%, contempla los municipios del conurbano, la zona deprimida de la cuenca del río Salado y la costa atlántica.

Comentá la nota