Scioli calificó a las villas de aguantaderos de delincuentes

Se comprometió a resolver la inaccesibilidad de los barrios de emergencia, que suman unos 400 en el Conurbano bonaerense. Los definió como “aguantaderos” y “lugares de alta peligrosidad”. Insistió en que la inseguridad es el tema que más lo “preocupa y ocupa”, cerca del primer aniversario de su gestión
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, aseguró ayer que va “a resolver” la “inaccesibilidad” de las villas de emergencia del Conurbano, que calificó como “aguantaderos” de delincuentes y “lugares de alta peligrosidad”.

“En los barrios donde no puede entrar la policía estamos abriendo calles, poniendo luminarias, para que muchos de estos lugares no sean aguantaderos”, acotó el mandatario provincial.

Sus declaraciones generan polémica en dos sentidos: por un lado, se califica de aguantaderos a los barrios donde viven miles de ciudadanos de escasos recursos pero que no por ello son responsables de la inseguridad. Además, Scioli reconoció que la Policía no ingresa en algunas villas miseria cuando, a principio de esta semana, el ministro de Seguridad Carlos Stornelli le había asegurado a la conductora Mirtha Legrand que “la fuerza entra en todos lados”.

Pese a ello, ayer Scioli fue aún más lejos y aseveró que no es solamente la Policía: tampoco puede ingresar una ambulancia o el servicio de recolección de residuos.

Consultado respecto de si se resolverá el problema de inaccesibilidad a villas como La Cava, en San Isidro, Scioli respondió: “Lo vamos a resolver”.

“En las 400 villas de las más complejas que tenemos estamos avanzando en este tipo de obras, abriendo calles, para que no puedan generarse las condiciones por las cuales la Policía no pueda ingresar”, prosiguió.

Según el gobernador, estos complejos habitacionales “son aguantaderos, lugares de alta peligrosidad porque salen a robar y vuelven porque tienen las condiciones para poder refugiarse”.

Por otra parte, insistió con que la defensa de la vida es un tema central para la gestión que encabeza. “Tengo toda la voluntad política, voy al frente con todo, pero hace falta la articulación de los tres poderes del Estado”, continuó.

“Si la Policía actúa y luego no tiene el acompañamiento de la Justicia, quedamos a mitad de camino, y la Justicia por sí sola o los intendentes por sí solos no lo pueden resolver”, aseveró.

Scioli reiteró que el problema de la inseguridad tiene varios orígenes: la droga, la exclusión social y la problemática de los menores. Sobre este último ítem, ratificó que impulsa en la Provincia “uno de los proyectos que hay en el Congreso, que aborda la problemática integral, con un nuevo código penal juvenil, que incluye la imputabilidad de los menores para delitos graves, menores de 14 y 15 años”, cuando el límite actual se ubica en los 16.

Comentá la nota