Scioli busca rescatar votos en el campo con créditos baratos

Tras los escraches, el gobernador bonaerense busca cerrar heridas con los productores primarios. Habrá una línea especial para la pesca. La ANSeS aporta $ 220 millones
En un intento por aflojar tensiones con el campo y en la víspera de las elecciones legislativas, el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, lanzará esta semana una línea para el campo con fondos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS). Serán $ 220 millones que los productores primarios recibirán con una tasa cercana al 10% y plazo de hasta cinco años.

La decisión se tomó después de los escraches que sufrió Scioli en pueblos del interior de la provincia, –sobre todo el de Lobería, donde el gobernador volvió una semana después y luego que la mesa de enlace agropecuaria repudiara la violencia– y tiene como finalidad disminuir el descontento de un sector que resulta clave para la economía provincial.

En una reunión que mantuvieron el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Emilio Monzó, el jefe de la ANSeS, Amado Boudou, y el presidente del Banco Provincia (Bapro) Guillermo Francos, se acordó ampliar la línea con beneficios especiales para el sector pesquero.

En las últimas horas se ultimaban los detalles para ampliar los créditos a otras provincias, también afectadas por la sequía y donde el oficialismo marcha rezagado en las encuestas, como Córdoba y Santa Fe.

Los créditos para el agro serán una vuelta de rosca sobre las últimas intervenciones de la ANSeS para financiar consumo. Boudou advirtió que dará prioridad a incrementar la demanda y a financiar la obra pública. De las tres líneas de préstamos licitadas por la ANSeS a fines del año pasado, la que se dirigió a las pymes fue la única que funcionó. Los préstamos personales se colocaron sólo en parte, con motivo de la menor demanda de consumo que trajo aparejada la crisis mundial. En tanto, la línea para la compra de automotores, para la que se distribuyeron $ 250 millones fue un completo fracaso y los bancos incluso reintegraron los fondos a la ANSeS.

Fue por eso que la relación entre Sergio Chodos, titular del Fondo de Sustentabilidad de la entidad, y los bancos públicos se deterioró en el último mes. El fracaso del plan autos condujo a las entidades a devolver los recursos licitados, no sin antes tener varios cruces con las entidades financieras que se negaban a desprenderse del dinero adjudicado, ya que lo habían colocado en otros usos, según argumentaban. El tironeo incluyó también acusaciones por la conformación de los pliegos y por la distribución de depósitos de la ANSeS en los distintos bancos, una liquidez que le permite a las entidades mejorar sus situación y prestar más barato que sus competidoras.

Los créditos al sector primario se sumarán así al reciente lanzamiento de la línea de préstamos para capital de trabajo destinados a la siembra del trigo, la cría de vacunos y la lechería con una tasa fija subsidiada del 8% promedio y que cuenta con un fondeo de $ 150 millones.

El conflicto con las retenciones al sector primario que signó el 2008 dejó una herida aún abierta. El alineamiento incondicional de Scioli con el kirchnerismo trasladó el descontento del sector al gobernador bonaerense, que buscará en el tramo final de la campaña recomponer las relaciones con el campo, que también fue castigado este año por una sequía histórica y por el fuerte derrumbe de los precios de los commodities.

Sin embargo, en las últimas

semanas, los precios de los productos primarios subieron entre 25% y 45% y dieron un fuerte respiro a los productores de materias primas.

Con financiación de la ANSeS, a los créditos subsidiados para el campo, se sumará la ampliación de créditos para vivienda (ver pag 2) a otorgar por el Banco Hipotecario.

Comentá la nota