Scioli busca en EE.UU. fondos de bancos para paliar su déficit

Su ministro de Economía, Alejandro Arlía, se reunió en Nueva York con una docena de entidades
LA PLATA.- El ministro de Economía bonaerense, Alejandro Arlía, se reunió en Nueva York con grupos de inversores, en busca de interesados en prestarle dinero a la provincia. Según lo informado por la cartera económica provincial, se trató de una gira promocional denominada non deal road show (muestreo sin propuesta final), que fue articulada por la Secretaría de Finanzas de la Nación y la Cancillería y destinada a sondear las posibilidades de conseguir fondos en el mercado internacional, además de posibles proyectos de inversión para la provincia.

Anteayer, Arlía hizo una exposición en la sede consular argentina en Manhattan, a la que asistieron una docena de representantes de bancos como Deutsche Bank, Citi y HSBC, según se indicó en un comunicado difundido ayer. Tras la exposición, el ministro tuvo entrevistas individuales con representantes de bancos e inversores corporativos. "Se acercaron hasta el consulado y mostraron un gran interés por el regreso de la Argentina al mercados de capitales", explicó Arlía, al culminar, ayer, la última de las rondas.

Con un déficit fiscal previsto para el próximo año de $ 5387 millones y el permiso para que el gobierno conducido por Daniel Scioli se endeude por $ 10.716 millones, la provincia quiere salir, agresivamente, a buscar los mercados de capitales. Semanas atrás, el Poder Ejecutivo logró que la Legislatura provincial habilitara una ampliación de partidas del presupuesto de este año mediante un endeudamiento adicional de $ 2100 millones.

Hace unos meses, las autoridades provinciales habían diseñado alternativas de búsqueda de fondos tanto en el exterior como en el mercado local, pero tuvieron que esperar hasta fines de noviembre la sanción de la norma que suspendió la ley de responsabilidad fiscal, con la que se limitaban las posibilidades de ampliar el gasto de las provincias.

Mostrando cartas

Voceros del Ministerio de Economía provincial aclararon que el funcionario no había llevado a Nueva York ninguna propuesta concreta ante los inversores, sino que expuso sobre la situación provincial y sus potencialidades productivas y de desarrollo. Las fuentes indicaron que, de todas formas, la provincia esperará que sea el gobierno nacional el que primero salga a los mercados internacionales para poder negociar las condiciones de eventuales préstamos en un contexto más favorable.

"Estamos mostrando las cartas credenciales y demostrando, a través de los números, el estado de las cuentas de la provincia; prueba de esto son las excelentes calificaciones que nos han dado ya Standard & Poor´s y el Banco Mundial; así es que estamos muy satisfechos", dijo Arlía.

Standard & Poor´s indicó en un comunicado de prensa que "la provincia de Buenos Aires se ha visto afectada de manera significativa por la desaceleración económica, lo que se refleja en el deterioro de su balance fiscal esperado para 2009 (de 5700 millones de pesos, o un elevado 10,8% de los ingresos totales) y su creciente necesidad de financiamiento adicional antes de fin de año".

Standard & Poor´s ubicó la "calificación de riesgo crediticio en moneda local y extranjera, en escala global de ?B-´ y en escala nacional de ?raA´ de la provincia de Buenos Aires". Y acotó que "la tendencia es estable".

Para la calificadora, "aunque la dimensión de los desequilibrios fiscales ha presionado la posición de liquidez de la provincia, lo que se reflejó en su necesidad de emitir bonos para cancelar la deuda acumulada con sus proveedores por alrededor de $ 850 millones, el hecho de que la mayor parte de la deuda provincial (60%, a marzo de 2009) se encuentre en manos del gobierno central, en condiciones relativamente favorables a la provincia, limita de manera significativa el riesgo de refinanciamiento de la deuda de mercado".

Se sostiene además que "la deuda de la provincia de Buenos Aires emitida en el mercado de capitales constituye 35 por ciento de su deuda total, lo que contribuye a consolidar su calificación en escala global en el nivel de ?B-´, el mismo que el de la Argentina, a pesar de las significativas presiones fiscales y financieras prevalecientes. Los primeros pagos de capital sobre deuda emitida en el mercado internacional vencen en octubre de 2012, y los vencimientos de bonos locales hasta entonces son todavía poco significativos".

Según los evaluadores, "el desafío para cerrar la brecha restante de financiamiento para 2009 depende básicamente de dos fuentes. Por una parte, la ley de responsabilidad fiscal nacional, recientemente modificada [noviembre de 2009], ahora permitirá que las provincias que no cumplen con los objetivos fiscales y financieros establecidos por la ley, como los de la provincia de Buenos Aires, puedan de todos modos realizar emisiones de deuda. Actualmente, la provincia trabaja en transacciones locales en ese sentido, incluyendo la negociación continua de un crédito sindicado antes del cierre del año".

El comunicado de Standard & Poor´s indica, además, que "como en años anteriores, la provincia continuará dependiendo de la ayuda financiera discrecional provista por el gobierno federal".

Y agrega: "Mantener una relación política sólida con el gobierno federal sigue siendo clave para la sustentabilidad fiscal de la provincia, dada la dependencia del apoyo federal".

Comentá la nota