Scioli apura la concesión de más facultades a la Policía

Dijo que quiere que la ley que disponga esos poderes se sancione antes de fin de año. Apoyos y críticas
El gobierno bonaerense puso el pie en el acelerador para obtener la ley que otorgará más poder a la Policía para realizar detenciones. Y ayer el propio Daniel Scioli anticipó que enviará el proyecto a la Legislatura con la intención de que sea aprobado antes de que finalice este año, mientras la iniciativa sigue generando polémica y varios legisladores de la oposición salieron a cruzarla con críticas a la política de seguridad oficial.

"Quiero avanzar en este tema porque ha quedado obsoleto lo que eran las contravenciones en función de las características de las infracciones que vemos ahora", aseguró Scioli, quien agregó: "nuestro objetivo es acelerar los tiempos para su sanción antes de fin de año", y anticipó que reasignará partidas en el Presupuesto 2010 para la designación de los jueces de faltas encargados del proceso contravencional y para la construcción de los establecimientos donde alojarán a los contraventores.

El gobierno bonaerense, como se viene informando, quiere volver a instaurar en la Provincia un régimen de contravenciones que prevea arresto para figuras como el "merodeo", la "vagancia" o la ebriedad, con el objetivo de que la Policía "recupere las calles", según definió el ministro Carlos Stornelli.

"Es una iniciativa necesaria para acorralar a los delitos", justificó el Gobernador.

CRITICAS OPOSITORAS

Mientras tanto, preanunciando que el paso del proyecto por la Legislatura no estaría exento de sobresaltos, dos diputados opositores salieron ayer a criticar la iniciativa oficial.

Al cuestionar la iniciativa, el legislador bonaerense del Pro Jorge Macri afirmó que "tanto Scioli como sus ministros se mantienen en la lógica de negar la realidad, desconocer sus propias limitaciones y no trabajar coordinadamente entre ellos" y manifestó que "eso los lleva a que no puedan tomar el control de situaciones y temas límites como la inseguridad, que está generando una situación de pánico entre los bonaerenses".

Y sobre el proyecto vinculado a las contravenciones indicó que "vamos a ser responsables y a leer el proyecto para poder abrir un juicio de valor razonable. Pero desde ya, lo que sí vamos a rechazar es que se use a la Legislatura como un espacio de lucha entre dos ministerios, como sucedió con las leyes de nocturnidad", en lo que pareció una referencia a la pulseada que por la nueva iniciativa mantendrían Stornelli y el ministro de Justicia, Ricardo Casal (ayer, en busca de limar asperezas, los dos funcionarios analizaron el tema junto al jefe de Gabinete, Alberto Pérez).

Por su parte, el diputado del ARI Walter Martello calificó de "espasmódico" el anuncio de Stornelli ya que "no constituye una solución de fondo". Y opinó que no es el momento para otorgarle mayor poder a la policía bonaerense cuando su estructura "está seriamente cuestionada y desbordada".

"Venimos de un proceso donde primero se nos dijo que la solución a los problemas judiciales de seguridad tenían que ver con la modificación de la Cámara de Casación, después una reforma penal que también se mencionaba como que era la solución, un proyecto de ley de flagrancia donde el aceleramiento de los juicios la seguridad iba a mejorar. Ahora se presenta esta idea como la solución, y con esto se demuestra que no hay un plan integral", disparó.

UN RESPALDO

Pero en el medio de las críticas surgió el apoyo de un intendente del radicalismo. "Es una muy buena medida que va a ver que estudiarla muy a fondo pero creo que es el camino correcto", afirmó el jefe comunal de Daireaux, Luis Oliver.

Comentá la nota