Scioli dio apertura al 137° período de sesiones de la Asamblea Legislativa provincial

El gobernador bonaerense hizo un balance de gestión y trazó los principales lineamientos para este año. En el primer tramo de su mensaje hizo referencia a inseguridad y aseguró que "nadie nos detendrá en esta lucha, nadie nos atemorizará ni nos hará bajar los brazos". Además, convocó a una nueva paritaria docente "que permita abrir las aulas".
El gobernador Daniel Scioli inauguró este jueves el 137º período de sesiones ordinarias de la Legislatura de la provincia de Buenos Aires donde puso énfasis en la “seguridad”, el “empleo” y la “educación” como los ejes centrales de su gestión.

Durante su discurso, Scioli destacó como “prioridad” tener una “educación pública de calidad” y convocó a los gremios docentes a una nueva reunión paritaria al término de la Asamblea “para encontrar entre todos alternativas que nos permitan abrir las aulas para nuestros chicos”.

“Sigamos dialogando, pero con clases”, enfatizó el Gobernador y pidió a los dirigentes gremiales “comprensión” y “responsabilidad” frente al contexto financiero mundial.

En el ámbito de la seguridad, refirió que “las falsas antinomias sólo benefician a los delincuentes” al tiempo que garantizó que “nadie nos detendrá en esta lucha, nos atemorizará, ni nos hará bajar los brazos.

Además dijo que las “voces” a las que más escucha son las de las de las madres de los jóvenes “esclavizados por el consumo de droga y especialmente el paco, que me piden que no afloje en esta pelea de fondo”.

En esa línea, reivindicó que “una Justicia ágil y eficiente es indispensable para la política de seguridad” y solicitó a los fiscales y jueces de la Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires “el máximo compromiso en la lucha contra el delito”.

También resaltó la responsabilidad de la ciudadanía que participa por medio de los llamados al 911 constituyéndose así en “una de las principales fuentes de información y de alertas tempranas determinantes”.

En el marco del contexto de crisis mundial, Scioli explicó que “no es necesario destruir para vencer, ni sembrar discordia para convencer” y destacó la necesidad de “poner el hombro todos juntos” para avanzar “con mayor velocidad sobre los logros”.

"Es momento de patriotismo, unidad y solidaridad, de comprometerse con la Argentina”, rescató.

El mandatario provincial puso en relevancia el rol del trabajo como el “gran ordenador social y el más poderoso aliado contra el delito” y en esa línea, ponderó alentar las inversiones ofreciendo a los activos nacionales y extranjeros “un lugar confiable y rentable en donde invertir”.

Así, instó a los legisladores presentes a convertir en Ley el proyecto de Repatriación y Exteriorización de Capitales para “brindar señales claras e incentivos concretos” para orientar los recursos “a la infraestructura, al campo, a la industria, el turismo y los servicios”.

Con relación a la situación agrícola ganadera industrial de la provincia de Buenos Aires aseguró que seguirá “escuchando las demandas y articulando las políticas que necesita el sector”.

“Estamos esperanzados en poder dar vuelta la página de los desencuentros y avanzar en el camino de los grandes acuerdos”, manifestó y reconoció que frente a la recesión de las economías “más poderosas”, el complejo agrícola ganadero “es el que tiene garantizada la más rápida recuperación”.

Durante la ceremonia estuvieron presentes los ministros, secretarios y subsecretarios del gobierno provincial; legisladores provinciales y nacionales; representantes eclesiásticos; y un nutrido grupo de intendentes.

Comentá la nota