Scioli alentó a Auza a elaborar “la mejor ley posible” para resolver el conflicto

El legislador resaltó que ese mandato del gobernador significaba para él “elaborar una legislación que respete los marcos legales vigentes”. No quieren que se transforme a la provincia en un blanco de demandas. También se procura asegurar el derecho de los trabajadores que se desempeñan en la actividad canteril.
El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, recibió el jueves pasado al senador tandilense, Néstor Auza, y a su par presidente del bloque del FpV, Osvaldo Goicochea, y tomó conocimiento del nuevo proyecto de ley que está elaborando el ex rector de la Unicen para ponerle punto final al conflicto con las canteras y aplicar la normativa de “paisaje protegido” a las sierras incluidas dentro de la poligonal.

El primer mandatario bonaerense alentó a los legisladores a trabajar en la “mejor ley posible” para ponerle punto final al conflicto. En este sentido, Auza resaltó que ese mandato del gobernador significaba para él “elaborar una legislación que respete los marcos legales vigentes” para no transformar a la Provincia en un blanco de demandas judiciales y que “asegure los derechos de los trabajadores” que no son pocos. Por otro lado, resaltó la necesidad de trabajar para conseguir consensos y de proponer una legislación de protección más amplia del paisaje, que además de las explotaciones de los recursos lo proteja de las construcciones y otros daños visuales y sonoros.

Concejales y senadores

Días atrás, concejales del Frente para la Victoria se reunieron con el senador tandilense Néstor Auza y autoridades de la Cámara Alta bonaerense para analizar los lineamientos generales del nuevo proyecto de ley que pretende declarar paisaje protegido el área que comprende las sierras más cercanas a la ciudad y, de esta forma, cerrar el conflicto en torno a la explotación canteril. El encuentro se desarrolló en la ciudad de La Plata, en la sala de reuniones del bloque del FpV, ante la presencia del titular de dicho bloque, el senador Osvaldo Goicochea, y asesores legales de la institución.

Los legisladores locales y provinciales coincidieron en que el nuevo texto de la ley debía obtener el mayor consenso posible por parte de todos los sectores involucrados en el problema de la preservación de las sierras y del uso productivo que se hace de ellas. Recientemente, representantes de corralones de materiales, empresas de transporte, trabajadores de la construcción y sectores afines, además del conjunto de gremios locales, salieron públicamente a defender los puestos de trabajo y el sustento familiar que se genera en torno a la actividad canteril. El equilibrio entre la protección y la explotación de los recursos naturales, encontraría su punto medio en la concepción de un proyecto de reconversión de las canteras más cercanas a la zona urbana (poligonal) y un control de las más alejadas que realicen su actividad conforme a los requisitos y limitantes dispuestos por la ley vigente de Minería.

A diferencia del proyecto anterior, en este nuevo texto la protección del paisaje serrano no sólo quedaría reducida a la explotación minera, sino a todos los impactos negativos sobre el paisaje que citan en la legislación específica de “paisaje protegido”. La lista implica aspectos relacionados a la construcción, la contaminación sonora, forestal y de infraestructura, entre otras actividades.

En el mismo sentido, se acordó no forzar ninguna de la normativa vigente (la actividad canteril está amparada por un claro Código Minero y alentada desde el Estado nacional y provincial) para no dejar puertas judiciales abiertas que luego signifiquen posibles demandas millonarias contra la provincia de Buenos Aires con el correspondiente perjuicio económico para todos los contribuyentes bonaerenses. En esta línea se habló de proyectos de reconversión acordados entre las empresas y el Estado, con plazos y metas estipulados específicamente para cada uno de los casos.

Finalmente, se coincidió en que no deberían quedar huecos interpretativos en lo concerniente a la protección de los trabajadores de las canteras por lo que debería redactarse un articulado específico que asegure la indemnización, cobertura social, opciones de jubilación, incorporación a un nuevo trabajo ofertado por el Estado municipal o provincial y capacitación para la reconversión laboral que les facilite la inserción en otros rubros de la economía local.

Recomendar noticia

Comentá la nota