Sciara: "No vamos a preservar el superávit para tener reservas"

El ministro de Economía aseguró que la provincia no frenará la obra pública ni contendrá el gasto social. Dijo que se mantendrá el equilibrio de las cuentas, pero aclaró que en momentos de crisis, sería contraproducente privilegiar la preservación del superávit por sobre las necesidades sociales.
En un contexto de crisis financiera mundial y sin los recursos adicionales de la reforma tributaria, la provincia apelará a una estrategia contraria a la Nación para afrontar 2009. El ministro de Economía de Santa Fe aseguró a El Litoral que resignarán el superávit, si ello es necesario para amortiguar el impacto del cimbronazo internacional.

"Nuestra actitud es totalmente contraria a la de la Nación, que quiere seguir aumentando el superávit bajando el gasto. Desde el presupuesto 2009 y desde el gobierno, ejerceremos una protección del gasto social y seremos rigurosos para no frenar la obra pública. Y si para esto es necesario no tener superávit, no tendremos superávit. En este sentido, creo que la sociedad se tiene que conformar con una administración que cumpla con sus responsabilidades en obra pública y gasto social, manteniendo el equilibrio de las cuentas", expresó.

Sciara fue categórico. "No vamos a preservar el superávit para tener más reservas. En momentos de crisis, esto sería contraproducente. En estas circunstancias, tenemos que salir a jugar con todos los instrumentos que se tienen desde el sector público. Vamos a ser respetuosos de la ley de Responsabilidad Fiscal, pero esa ley nos exige superávit primario, no financiero", advirtió.

Sciara habló de la necesidad de establecer "un gasto eficiente, que brinde protección social", teniendo en cuenta que en momentos de recesión "aumentan las necesidades sociales y hay que resguardar las fuentes de empleo".

La diferencia

Sciara se detuvo en el análisis de las diferencias que separan esta postura del gobierno provincial, de la que viene manteniendo la Nación. En tal sentido, reivindicó el rol que hubiese tenido la reforma tributaria, que propuso la administración de Hermes Binner y que fracasó en la Legislatura.

"Insisto en la importancia de la reforma como cambio estructural. Creo que ni la provincia ni el país hicieron en la bonanza los cambios necesarios para que hubiese un proceso de crecimiento y desarrollo sustentable, en términos de las viabilidades económicas y presupuestarias", comentó.

Sciara insistió sobre la importancia de contar con un sistema presupuestario y tributario menos procíclico que en la actualidad.

"Con el sistema actual viene la crisis, llega la depresión y cae automáticamente la recaudación. Frente a esto, el gobierno nacional quiere aumentar el superávit lo cual es hacer nuevamente del presupuesto un uso con carácter procíclico. Lo hizo antes, cuando subía el gasto público sin tener reservas planteadas. Hoy tenemos la crisis y en lugar de tener una actitud anticíclica, el gobierno nacional está teniendo otra vez una actitud contraria. Quiere aumentar el superávit, lo cual significa bajar la demanda. Antes, había aumentado la demanda agregada haciendo más procíclico el proceso de crecimiento del país, que ya venía con viento de cola por los precios internacionales, que era el gran impulsor del crecimiento. Hoy, cuando esto cae, se produce la crisis, el proceso de recesión, y el gobierno nacional vuelve a tratar de aumentar el superávit bajando el gasto", explicó.

Sciara reiteró que la actitud de Santa Fe será en este sentido, contraria a la que encara la Nación.

Lo que queda

Respecto de cómo cerrará presupuestaria y económicamente la provincia su ejercicio 2008, Sciara dijo que se están haciendo esfuerzos para que no haya mayores dificultades.

"Estamos encontrando los mecanismos dentro del presupuesta para poder cerrar sin problemas. No nos olvidemos de que la luz amarilla de la que hablábamos hace unos meses, tenía que ver con los casi 1.500 millones de pesos de aumento salarial que tuvimos que otorgar. Ese sigue siendo nuestro principal desafío; un gran desafío tecnopolítico, porque para poder cerrar tenemos que sacrificar algunas cosas y debemos saber qué sacrificar", advirtió.

A dos meses de concluir el año, vaticinó que no habrá inconvenientes, aun cuando deba apelarse a esa "repriorización" de los gastos.

"Trataremos de cerrar 2008 de la mejor manera posible, incluso con algunos sacrificios para poder cubrir un exceso de gasto de personal, que tuvo que ver con las recomposiciones salariales imprevistas en el presupuesto provincial aprobado para este año", indicó el funcionario.

Veinte millones

El ministro opinó sobre el planteo de legisladores justicialistas que reclamaron revisar las exenciones impositivas que se le concedieron a la automotriz General Motors en el momento de su radicación en Alvear. "Eso es lo que habíamos incorporado en la reforma tributaria, que justamente planteaba la eliminación de las exenciones de Ingresos Brutos para el sector industrial. General Motors tiene hoy un aporte del Estado provincial por impuestos que no le cobra del orden de los veinte millones de pesos. Y sigue exento, porque la ley no se consideró", reprochó Sciara. Como se sabe, la reforma tributaria fue rechazada en el Senado por el propio peronismo.

Intendentes por la reforma tributaria

Intendentes, presidentes comunales, concejales, minorías y dirigentes de la Unión Cívica Radical del departamento General López manifestaron su "enorme preocupación y disconformidad" por la actitud adoptada por el senador Ricardo Spinozzi y de todos los senadores del Partido Justicialista, quienes "se opusieron a la reforma tributaria en la provincia de Santa Fe por cuestiones políticas partidarias y sin argumento de sustento".

A los dirigentes les llama la atención "la escasa importancia" otorgada a las comunas de todos los partidos políticos, ya que la reforma tributaria "fortalecía estructuralmente a las mismas, más que a la propia provincia de Santa Fe, duplicando los ingresos en las proyecciones del año 2009.

"En lo que respecta a Impuesto Inmobiliario e Ingresos Brutos la reforma transfería a municipios y comunas más de 600 millones de pesos en el 2009, casi 300 millones más que en el período 2008. Siendo, además una reforma segmentada, progresista que sin afectar la producción santafesina instauraba equidad contributiva y garantizaba que quienes más tenían serían los que más contribuirían", agregaron.

Concluyeron explicando que, "como dirigentes y en especial como gobernates responsables, vamos a seguir defendiendo un proyecto político que apueste al desarrollo autónomo de los pueblos del interior, vamos a resistir al desfinanciamiento que sistemáticamente nos somete al favor del gobernante de turno. Por eso apoyamos y defendimos la reforma tributaria progresista del gobierno santafesino", concluye el documento, firmado por el intendente de Firmat, Carlos Torres, jefes comunales y la departamental del radicalismo.

Según Scioli, no es para tanto

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, pidió "no dramatizar" el escenario económico de la Argentina, en respuesta a empresarios que en el Coloquio de Idea pronosticaron un panorama de recesión para el año próximo, y sostuvo que "la situación del país está controlada sobre bases sólidas".

El mandatario provincial respondió así a los pronósticos negativos en la economía argentina, como consecuencia de la crisis financiera global, que numerosos especialistas formularon en el marco del 44 Coloquio Anual de Idea, que finalizó ayer en la ciudad de Mar del Plata.

"Evidentemente vamos a un escenario donde las cosas van a ser diferentes y esto no hay que dramatizarlo", destacó Scioli, en declaraciones a Radio Del Plata.

El gobernador insistió: "La situación del crédito va a ser diferente, la situación de los mercados va a ser diferente, (entonces) hay que actuar con mucha inteligencia y repensar nuevas estrategias".

Al ex motonauta dijo constarle que "lo que está haciendo el gobierno nacional" es dar a todos los sectores un "marco general" para desarrollarse, buscar nuevas alternativas en las distintas actividades económicas y superar la crisis sin mayores turbulencias.

Sin la conducción de la Casa Rosada en esa dirección, reflexionó, "la situación hubiera estado fuera de control, (pero) la situación del país está controlada sobre bases sólidas".

En el caso de la provincia de Buenos Aires en particular, Scioli señaló que así como ha conformado el equipo de Seguridad y Justicia para luchar contra la violencia, también estableció el equipo de Trabajo y Producción con el objetivo, dijo, de "estar muy cerca de los sectores productivos, que no perdamos puestos de trabajo y que no perdamos un dólar de inversión".

"Hay que estar siguiendo muy de cerca esta situación", señaló, en alusión a los efectos por el crack financiero mundial y confirmó las reuniones que la semana próxima mantendrán funcionarios de su gobierno con distintos sectores económicos. "Vamos a estar junto a la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires, con los comerciantes, con las organizaciones del campo, siguiendo muy de cerca para que del Estado provincial podamos tener la respuesta que se necesita para este momento, que es apuntalar el trabajo y la producción", finalizó.

Comentá la nota