Sciara quiere agotar créditos disponibles y encontrar nuevos

El ministro de Economía habló de la relación de la provincia con el Banco Mundial, y dijo que esperan que se destraben gestiones para acceder a préstamos del BID. Exploran otras líneas para las que sólo hacen falta presentar proyectos.
"Endeudarse no es una mala acción, si se tiene asegurado un proceso de pago. Tampoco es justo que una obra que se va a amortizar en 50 años, haya que pagarla en uno. Esto tiene que ver con la actividad financiera que acompaña la actividad productiva". Con esa respuesta, el gobernador Hermes Binner activó a mediados del mes pasado la posibilidad de que la provincia recurriera a endeudamiento externo pero no para gastos corrientes, sino básicamente para financiar obras de infraestructura.

Consultado por El Litoral, el ministro de Economía, Ángel Sciara, dio algunas precisiones sobre los créditos que ya se gestionaron y los que esperan poder negociar y obtener en el futuro. En primer lugar, aclaró que el gobierno trabaja para agotar las líneas de crédito que la provincia tenía abiertas, y que "nunca" se usaron acabadamente.

"Lo primero que estamos haciendo es tratar de ejecutar todas aquellas líneas de crédito que ya tienen autorización de endeudamiento de parte de la Legislatura, porque eso significa que los recursos están allí. Además, queremos utilizarlos, porque por muchos de ellos tenemos que pagar comisión de compromiso, y no se usaban porque no había proyectos. Ahora los estamos haciendo", aseguró.

El ministro recordó, por otra parte, que acaban de firmar un contrato por cien millones de pesos por un crédito del Banco Mundial, para financiar 220 kilómetros de ruta en el norte de la provincia.

Con el BID

Sciara dijo que también intentan obtener recursos a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pero aclaró que allí hay que superar otros obstáculos.

"Estamos trabajando con el BID, pero con la restricción de que dependemos de la Jefatura de Gabinete y del Ministerio de Economía de la Nación, para que nos den el visto bueno y poder comenzar a negociar directamente con el Banco", expresó. Según dijo, ya tienen presentados ante la entidad crediticia un proyecto que prevé "pequeños montos" para el 2009, pero con sumas más ambiciosas para 2010.

"Para este año estamos pensando en 30 ó 40 millones de dólares, que tenían que ver con el tema de datacenter, y para más adelante, estamos pensando en alrededor de 100 ó 150 millones de dólares. Pero todo va a depender de los proyectos y de cómo trabajemos con el BID. De todos modos, hasta que no nos den el OK en Nación, no podemos empezar", insistió.

El ministro aclaró que con la única entidad que Santa Fe tiene créditos directos es con el Banco Mundial. "Con el BID, inexplicablemente para quienes lo conducen, Santa Fe nunca accedió a tener préstamos", dijo.

Otras líneas

Además de la relación con el Banco Mundial y los intentos para afianzar el vínculo con el BID, Sciara manifestó que exploran otras líneas de crédito o programas que también estaban vigentes.

"Estamos tratando de trabajar con el PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) para la compra de medicamentos, y estamos utilizando los recursos no reintegrables del Focem (Fondos de Convergencia Estructural del Mercosur)", comentó.

En el mismo sentido, dijo que insistieron con el Prosap (Programa de Servicios Agrícolas Provinciales), otra línea de préstamos abierta pero que "a raíz de algunas modificaciones que la provincia hizo en su legislación, demoró la posible ejecución". El Prosap se financia con fondos del Banco Mundial, del BID y con aportes tanto de las provincias como de la Nación.

Sciara dijo que intentarán agotar las vías de financiamiento existentes y la exploración de otras nuevas, para favorecer la ejecución de obra pública.

"Estamos trabajando duro con estas fuentes de recurso que le pueden hacer bien a la provincia en tanto y en cuanto se utilicen en obras de infraestructura, que generen competitividad y que mejoren la calidad de vida de la gente", concluyó.

Programas disponibles

El subsecretario de Proyectos de Inversión y Financiamiento Externo, Gonzalo Saglione, precisó a El Litoral el estado de los programas ya vigentes, que permitirían la obtención de recursos.

En el caso del Prosap, recordó que arrancó en los años ‘90, y dijo que la provincia aprovechó un porcentaje mínimo del dinero disponible. "Se ejecutaron sólo dos proyectos muy chicos de mejoramiento de caminos rurales por 500 mil dólares. Después de la crisis de 2001, la provincia resignó el saldo que quedaba sin desembolsar y que representaba más de 19 millones de dólares, porque se consideró que las condiciones de mercado no eran satisfactorias para asumir el crédito, y porque se cuestionaban algunos aspectos de la modalidad de ejecución, que implicaban un compromiso de los frentistas", detalló.

El funcionario dijo que la actual gestión volvió a presentar "varios" perfiles de proyectos, que si quedan seleccionados, habilitan la elaboración del proyecto ejecutivo, y permiten la obtención de los recursos.

En el caso del Focem, explicó que se creó hace algunos años por decisión de los cuatro gobiernos nacionales miembros del Mercosur. Según dijo, Argentina "no tiene ningún proyecto para ser ejecutado, aunque sí varios en gestión". Comentó que Santa Fe ya presentó un perfil de proyecto vinculado con "infraestructura del sector educativo", y aclaró que en este caso, se trata de recursos no reembolsables. Argentina tiene asignados 10 millones de dólares anuales, pero con los ejercicios acumulados, serían 25 millones.

En el caso del PNUD, aclaró que se trata de un programa que brinda asistencia técnica y aporta un marco institucional para favorecer la eficiencia y transparencia de la cosa pública. "No aporta financiamiento genuino -explicó-, excepto para cosas muy específicas. Se está estudiando para el sistema de compra de insumos y medicamentos. No permitirá tener recursos genuinos pero sí ahorrar o no gastar de más", precisó.

Comentá la nota