Sciara: "Si queremos una provincia sin pobreza, hay que pagar impuestos"

Sciara:

Lo dijo el ministro de Economía al disertar ante empresarios en Rosario. Y afirmó que la armonización tributaria "permitirá aumentar la recaudación con impuestos progresivos, fijados según la capacidad contributiva de los distintos sectores".

El ministro de Economía, Ángel Sciara, descartó que el impuesto sobre los Ingresos Brutos atente contra la competitividad sistémica de la provincia de Santa Fe y reafirmó que la propuesta de armonización tributaria incluida en el proyecto de Presupuesto 2010 que se presentó en la Legislatura, "permitirá aumentar la recaudación y financiar un déficit de carácter estructural con impuestos progresivos, es decir, fijados según la capacidad contributiva de los distintos sectores".

Al disertar en la ciudad de Rosario en una jornada sobre economía provincial que organizaron la Fundación Apertura y la revista "Rosario Express", el titular de Economía afirmó que "el gobierno trata de generar condiciones permanentes de competitividad sistémica a través de la recaudación" y

rechazó que el establecimiento de una alícuota de 0,5% de impuesto sobre los Ingresos Brutos a la actividad industrial impida el desarrollo económico. "No afecta el clima de negocios porque es marginal", dijo, además de recordar que la presión tributaria en la provincia Santa Fe se ubica "en el

orden del 3,5%" y que las mayores cargas impositivas "fueron impuestas en los últimos años desde la Nación".

Ante un público de neto perfil empresario, el ministro advirtió que "si queremos tener una provincia con competitividad sistémica, sin pobreza, donde todos los ciudadanos tomen agua potable, con energía, saneamiento y vivienda, hay que pagar impuestos", y en tal sentido, dijo estar "dispuesto

a rendir cuentas sobre el destino de los recursos cada vez que sea necesario".

"Pero -agregó- es una contradicción flagrante pedir más acción, más gestión, más caminos, mejor energía y después decir que se no se está dispuesto a pagar el impuesto sobre los Ingresos Brutos porque es distorsivo".

En relación a ello, Sciara rechazó el carácter inflacionario que se le adjudica al gravamen. "Técnicamente, la inflación es el crecimiento sostenido del nivel general de precios; el establecimiento de una alícuota lo hace crecer por única vez", indicó.

En cuanto al eventual "efecto cascada" sobre los precios que provocaría el impuesto sobre los precios, sostuvo que eso "tiene que ver con la estructura de insumos de cada empresa y con el componente de valor agregado y de insumos en cada nivel de la cascada. Cuando planteamos la anterior reforma

tributaria hicimos supuestos de cascadas de cuatro y cinco niveles, y el tributo generaba una carga final de entre 0,5 y 1%".

También desmintió que el restablecimiento del gravamen a la industria vaya a provocar un éxodo de empresas. "Después del Pacto Fiscal de 1992, del que esta provincia fue una fiel cumplidora en cuanto a la exención del impuesto sobre los Ingresos Brutos al agro, la industria y la construcción, no hubo

una lluvia de inversiones en la ciudad de Santa Fe, por ejemplo", señaló el ministro. "Todo lo contrario. Santa Fe se despobló de industrias. Eso significa que hubo otra serie de condiciones que fueron mucho más poderosas que la exención del impuesto sobre los Ingresos Brutos", consideró.

Por último, Sciara preguntó "por qué el impuesto sobre los Ingresos Brutos es distorsivo en Santa Fe y no en Córdoba para los legisladores de un mismo signo partidario, que aprobaron allí la segunda reforma tributaria y ninguna en nuestra provincia".

Comentá la nota