Sciara muestra ahora otros números

"Creen que los ciudadanos de Santa Fe son ingenuos o tontos", dijo el ministro al retrucar acusaciones de Reutemann.
El ministro de Economía, Angel Sciara, rechazó ayer las acusaciones de Carlos Reutemann y sus operadores de campaña que endilgaron al gobierno de Hermes Binner una supuesta "fiesta socialista" que en un año y medio de gestión en la Casa Gris destabilizó las cuentas de la provincia y las hizo girar al rojo por el nombramiento de más de 500 funcionarios políticos. "Creer que (el déficit fiscal) proviene de un aumento de los gastos políticos o de traer 300, 400 o 500 funcionarios para cumplir con un plan de gobierno pueda desestabilizar las cuentas públicas es pensar que los ciudadanos de Santa Fe son ingenuos o tontos", dijo Sciara. Y le pasó una factura aún más grande a Lole y a sus seguidores, entre ellos el ex gobernador Jorge Obeid: "Hay que tener en cuenta que el justicialismo, desde 1983 hasta el 2007, aumentó la planta de personal de la provincia en 45.000 funcionarios", reveló el ministro. Un directo a los 24 años de gobiernos del PJ, pero también a los 16 años en los que Reutemann y Obeid se alternaron en el poder.

"Son falsedades", dijo Sciara cuando le preguntaron sobre las críticas de Reutemann, Obeid y compañía al gobierno de Binner por el aumento del gasto político. Y señaló también que son "falsas" las declaraciones que aseguran que el dinero que dejó la gestión Obeid ya no está en la caja de la provincia.

La polémica por los nombramientos comenzó hace dos semanas cuando Reutemann arrancó su campaña en el club de campo de UPCN, en Colastiné Norte y se defendió por la designación de parientes y amigos durante su gobierno con un reproche a Binner. "Con respecto a los nombramientos de familiares de los que mis adversarios hablan siempre, salió una publicación en la provincia de los nombramientos que esta gestión hizo desde que asumió. Y me llevé una sorpresa. Porque la gestión de Obeid tenía 270 (funcionarios) en planta política y este gobierno tiene 567, asi que no tengo tantos nombramientos", tiró Lole.

La crítica de Reutemann por la designación de 567 funcionarios políticos se conjugó con la de su ex ministro Juan Carlos Mercier sobre el rojo fiscal del gobierno de Binner. "Ya tienen casi 500 millones de déficit, lo que quiere decir que en una etapa de 30 días, los 270 millones de déficit de marzo se han convertido en 486 millones al 30 de abril, quiere decir que son casi cuatro millones de pesos diarios de déficit", dijo el senador por La Capital.

Ayer llegó el retruque de Sciara. "Santa Fe explicó el ministro de Binner está sufriendo los avatares de un proceso recesivo en la provincia y en el país que afecta, sin lugar a dudas, la recaudación, tanto la propia como la nacional que viene a través de la coparticipación. Y tiene históricamente estructurado un flujo de gastos especiales de una gran rigidez. Más del 80 por ciento de los gastos son rígidos o imprescindibles y, en consecuencia, eso afecta evidentemente las cuentas".

"Es cierto que en el primer cuatrimestre estamos con déficit, pero es un déficit controlado, tiene que ver con la baja de la recaudación y con la imposibilidad de comprimir el gasto público. Es problema estructural que nosotros habíamos avizorado hace tiempo y hacemos los grandes esfuerzos (para bajar el rojo). En este cuatrimestre hemos bajado enormemente los gastos, pero desgraciadamente, los recursos bajaron en mayor proporción de los gastos respecto a lo presupuestado originalmente.

La oposición se jacta de haber dejado la provincia muy ordenada y con mucho dinero que hoy no está, entre otras cosas, porque se ha gastado en designación de funcionarios políticos, en su mayoría de Rosario. ¿Cómo es esto, ministro? -le preguntó un colega de LT10.

Eso es una doble falsedad contestó Sciara. Y explicó por qué: "La primera falsedad es que el dinero que dejaron no está. Las rentas afectadas están porque no se utilizar en otra cosa, salvo el destino que establece la ley. Lo que puede estar faltando por razones de caja, por razones de necesidades de pagos, son los recursos de libre disponibilidad, es decir, los recursos que ingresan diariamente. Y ahí sí había un monto monto de 700 millones de pesos con una deuda flotante de 350 o 400 millones y entonces quedaban unos 350 milllones o 400 millones de libre disponiblidad. El resto está todo. Hay que leer convenientemente las cuentas y decir las cosas como son".

"La segunda falsedad es creer que esto proviene de un aumento de los gastos políticos. Realmente, pensar en ese sentido, creer que que los ciudadanos de Santa Fe son ingenuos o tontos. Que aumentar (la planta política) o traer 300, 400 o 500 funcionarios políticos para cumplir con un plan de gobierno pueda desequilibrar las cuentas públicas. Hay que tener en cuenta que el justicialismo, desde el año 1983 hasta el 2007, aumentó en 45 mil funcionarios la planta de personal de la provincia de Santa Fe", concluyó.

Comentá la nota