"Si Sciara cree que hizo todo bien y las responsabilidades están en otra parte, esto no tiene arreglo"

Con esta frase respondió el diputado justicialista Mario Lacava a apreciaciones del ministro de Economía responsabilizando a los gobiernos justicialistas del actual rojo fiscal de la provincia.
"Este gobierno sólo atina a decir 'yo no fui, la culpa la tiene el justicialismo'", arremetió el legislador.

"El ministro Sciara tiene que asumir una directa responsabilidad en el actual rojo fiscal de la provincia, sencillamente porque estuvo en sus manos el manejo, a mi juicio desmanejo, de las finanzas provinciales en estos dos últimos años", señaló el legislador.

"Recibió una provincia ordenada y con plata, sin deudas que pagar, con obras públicas iniciadas y en plena ejecución y una economía para arriba. La Auditaría General de la Nación y el propio Gobernador Binner reconocieron muchas veces que esto era exactamente así".

"Después de dos años de gestión socialista-radical, el gobierno no puede explicar las razones del rojo fiscal y, fiel a su estilo, miran para otro lado; sólo atinan a decir 'yo no fui, la culpa la tiene el justicialismo'", arremetió el diputado.

Para Lacava, "los hechos son reveladores": "Iniciaron la gestión con 450 millones ahorrados para gastar en lo que quisieran; en el 2008 recaudaron 1.200 millones de pesos más de lo que fijaron recaudar en el presupuesto; en el 2009 y a pesar de la baja en la recaudación, recaudaron 19% mas de lo que recaudaron en el año anterior y hoy reconocen un rojo fiscal de 1.200 millones de pesos. ¿Qué hicieron con la plata? ¿En qué la gastaron? ¿Cómo es posible que haya pasado esto y el Dr. Sciara, muy fresco, mire para otro lado para ver a quien echarle la culpa"?, se preguntó Lacava.

"Si la plata no fue a obra pública, está toda parada y sólo se ejecutó un 20 por ciento de lo asignado a obra pública en el presupuesto 2009; si ayudaron a la sequía sólo con 50 millones de pesos; si no existen políticas activas para ayudar a la producción a mantener la actividad económica y el empleo; si la pobreza no es atendida y no hay un solo programa de inclusión social importante y Desarrollo Social maneja un presupuesto menor a años anteriores, la gran pregunta a responder es: ¿En qué se gastaron tanta plata?".

"El debate que se abrirá con el presupuesto 2010 y la pretensión del gobierno de aprobar un impuestazo, darán una gran oportunidad para que todo esto se esclarezca, se determinen las responsabilidades y se corrija un rumbo de gestión que los hechos demuestran que ha sido un fracaso", finalizó Lacava.

Fuente: SM

Comentá la nota