Sciara: la "caja" provincial nunca fue de $ 2.000 millones

El ministro de Economía, Angel Sciara, aseguró ayer que los saldos de libre disponibilidad del Estado santafesino llegaban al fin de 2008 a 761,9 millones de pesos y aclaró que el destino obligado de esos recursos es el pago de la deuda flotante de la administración provincial, que a la misma fecha sumaba 950,4 millones de pesos.
Durante una rueda de prensa con periodistas de la capital provincial, el titular de la cartera económica respondió a los senadores justicialistas que aseguraron que el gobierno contaba con una caja de entre 1.600 y 2 mil millones de pesos, heredada de la anterior gestión. "Ni este gobierno ni los anteriores dispusieron libremente en caja, o sea para usar en cualquier rubro, 2 mil millones de pesos", dijo Sciara.

El funcionario aclaró que "en la administración financiera, lo que es de libre disponibilidad son las rentas generales" , mientras que "las rentas afectadas y los fondos unificados tienen destinos establecidos por ley y no pueden ser trasgredidos".

Explicó, en ese sentido, que el total de saldos de libre disponibilidad al 31 de diciembre de 2007, alcanzó 1.103.416,48 pesos mientras que en 2008 esa suma llegó a 761.985,09 pesos. Pero al mismo tiempo señaló que "esta libre disponibilidad también está acotada" ya que "tiene un destino claramente establecido" como es "el pago de la deuda flotante".

Explicó que a fines de 2007 esa deuda era del orden de los 734 millones de pesos mientras que las disponibilidades netas a esa fecha alcanzaron 479 millones de pesos, expresó el funcionario. A diciembre de 2008 el monto total de la deuda flotante creció a 950 millones de pesos. En consecuencia, dijo que las disponibilidades, aún las ajustadas, "no alcanzan para poder sufragar la totalidad de la deuda flotante".

Sciara consideró "falaces" las afirmaciones de los senadores porque suman "lo insumable".

"Las rentas generales y los no disponibles son insumables porque en verdad estos valores están referidos a dos tipos de recursos", explicó. Por un lado, están los recursos afectados, que por ley tienen un destino específico. Mencionó el caso del Fondo de Estabilización y de Inversión Pública (Fefip), que al 31 de diciembre de 2007 alcanzaba la suma de 272.464.000 pesos y, al 31 de diciembre de 2008, 248.345.000 pesos. "Está incluido no sólo el fondo anticíclico sino el de inversión pública, el de inundaciones y la parte del fondo extraído por la sequía".

Otro componente que, aclaró, no se puede sumar linealmente a los recursos de libre disponibilidad, es el de los fondos de otros organismos provinciales que se consolidan en el Fondo Unificado de Cuentas (Fuco), donde se unifican recursos que no son de la administración sino de distintos organismos, como el Instituto Autárquico de Obras Sociales. "La obra social tiene en sus cuentas saldos a su favor con los cuales tiene que sufragar sus gastos, pero como hay un saldo permanente, en 1982 se creó el Fuco que permite tomar esos saldos, unificarlos en un fondo común, y autoriza que la provincia tome prestado, cuando lo necesita, parte de esos fondos".

"Es un préstamo que hacen los distintos organismos a la administración central para que pueda sufragar algunos gastos en situaciones de desequilibrio", explicó. Estos fondos llegaron en 2007 a 451.426.000 pesos y en 2008 treparon a 799.072.000.

Comentá la nota