Schunk es optimista por los medios, más allá de resultados

El secretario de la Producción confia en que durante 2009 se consolidarán las experiencias de participación que, sea al nivel de productores por departamento o de especialistas por cadena de valor, ayudarán a “darle contenido” a las políticas futuras.
El contador Schunk considera que el modelo de asociación de Cotapa y Cotagú no es extrapolable a otras actividades, aunque sí el Estado incentivará a que los productores se integren en empresas para optimizar las condiciones de comercialización.

| Víctor Fleitas

“Una de las acciones ha sido juntar a los actores de las cadenas productivas, pero a todos, para encontrar ámbitos que nos permitan superar la instancia de la queja”, comenzó diciendo Schunk, al subrayar que “tenemos que trabajar sobre todo con los pequeños y medianos productores, que son los que tienen los mayores problemas y fundamentalmente con los entrerrianos”.

En rigor, hay tres mesas productivas departamentales constituida y la idea es que en 2009 se habiliten las otras 14.

El contador Schunk no deja de señalar que es intención oficial “evitar el asambleísmo”, lo que se pretende lograr dándole continuidad a los encuentros y dotándolos de alguna organización, que es la mejor manera de canalizar “demandas y propuestas”.

El funcionario valoró estos espacios que, en sus distintas ediciones, pudieron reunir a “más de mil productores, con una participación importante y el hecho, elemental si se quiere, de que puedan transmitir las inquietudes sin intermediarios, en un espacio sobre el que confluyen el INTA, el INTI y el Plan Social Agropecuario”.

El secretario de la Producción recibió a EL DIARIO apenas terminó un encuentro de la Mesa pública de costos y resultados, cuya tarea será “abordar uno a uno a todos los sectores productivos, por regiones y por estrato de productores”, en un colectivo que incorpora expertos locales, procedentes de la investigación académica o de instituciones públicas altamente especializadas.

“Aspiramos a elevar el nivel del debate, calificándolo con interlocutores de fuerte formación teórica y experiencia de campo, con analistas y estudiosos, con la idea de que luego se sumen los representantes de los distintos sectores y que de allí emerja el diseño de políticas de mediano y largo plazo, que es la medida con que se planifica en producción”.

Si se repasan los invitados a la Mesa pública de costos y resultados se advertirá que está presente el sector científico-tecnológico de la provincia, con el INTA, el INTI, la UNER, la UADER y la UTN con las facultades regionales de Paraná, Concepción del Uruguay y Concordia.

Por el Estado provincial, junto a la Secretaría de la Producción, participa la Agencia de Ciencia y Tecnología.

“Estas acciones no generarán un impacto inmediato, pero entendemos que es el primer paso para darle contenido a las políticas”, explicó Schunk.

“Aspiramos a que dentro del personal de carrera se vaya produciendo una especialización que, en el mediano plazo, sea lo que le dé sustentabilidad a los programas”, añadió.

“En este sentido, la chance de que la Secretaría sea convertida en Ministerio habilita una enorme oportunidad para avanzar en este proceso”, aportó, antes de insistir en que “con todos los actores involucrados, del más grande al más chico, tenemos que producir un enfoque sistémico para que el productor entrerriano viva mejor, que ese es el objetivo último”.

LO QUE VIENE. El de la producción es un campo complejo porque la provincia no tiene las herramientas más importantes para el diseño de las políticas, como sí sucede con la Nación.

De todos modos, Schunk aceptó el desafío de opinar sobre el 2009. “Tenemos limitaciones para delinear los contextos, pero nosotros vemos lo que viene con gran optimismo”, refirió antes de indicar que “creemos que esta crisis del capitalismo no es terminal y que, en el corto plazo, a cuatro o cinco meses vista, vamos a poder reconstruir el panorama con algún grado de certeza y ganancias razonables a los distintos actores de la producción”.

Para el entrevistado sigue vigente el objetivo de ser “la granja del mundo”, en base a un tipo de economía “que incorpore un alto componente de valor agregado, aprovechando el sector científico-tecnológico instalado en la provincia para dar el salto de calidad, porque eso mejorará las posibilidades a futuro”.

A pesar de los contextos, refiere el funcionario, “tenemos los medios a nuestro alcance para aprovechar las contingencias, si logramos articular los distintos sectores y trabajar en equipo”.

“¿De Cotapa SA va a participar Cotagú también?”, preguntó esta Hoja. “Hemos tenido reuniones con Fiscalía de Estado y la Secretaría Legal y Técnica para ver las formas posibles de confluir en una empresa provincial”, respondió al comentar que “el proyecto es que “la sociedad anónima tenga participación mayoritaria del Estado provincial, pero asociada con Cotapa, Cotagú, los tamberos y la Municipalidad de Paraná”.

La meta es, ante todo, fortalecer estas unidades económicas, de raíz cooperativa, que están atravesando momentos financieros complicados. Pero, además, estar en condiciones de establecer un precio de referencia que le permita al pequeño productor seguir viviendo del tambo.

Por último, producir una alianza estratégicas con el resto de las usinas lácteas, pequeñas y medianas, para producir a escala y lograr acceder a mercados de alguna relevancia.

“Más del 50% del total en Entre Ríos, son pequeños productores lácteos y queremos pensar con ellos en un futuro más propicio; y paralelamente, incorporar a los más de 600 tambos dedicados a la quesería para ayudar a resolver los problemas de comercialización existentes”, concluyó.

Si bien el modelo Cotapa no es extrapolable a otras cadenas de valor, se desprende con claridad de las expresiones de Schunk que la idea del gobierno es ayudar a que los productores sueltos conformen primero una empresa y, luego, la administren adecuadamente, dos de los grandes déficit que atraviesa la economía agroalimentaria entrerriana.

Un fondo para

el desarrollo

El 2009 planteará otro objetivo para la Secretaría de la Producción, mientras se transforma en Ministerio: la puesta en marcha del Fondo para el Desarrollo Provincial.

“Esto es central para nosotros, lo haremos junto al ministro de Salud y Acción Social, Angel Giano”, señaló Schunk, al repasar que “la intención es capitalizar el ahorro de los entrerrianos para generar riqueza entrerriana”. Dijo el funcionario que “ya tenemos el decreto, el modelo de fundación, el contrato de fideicomiso y que en los primeros meses del año que viene produciremos ese lanzamiento, junto a los colegios y las cajas profesionales y la universidad”.

El programa intenta instalar incubadores de empresas que ayuden a distintos emprendedores a consolidar sus proyectos productivos.

“Estamos convencidos de que los jóvenes serán los principales beneficiarios de este programa”, expuso, al explicar que “el Ministerio de Trabajo de la Nación ayudará a los emprendedores para que el salario sea gratuito, a partir de políticas sociales, mientras se genera la incubación de la empresa y se produce la capacitación”

Comentá la nota