Schmidt: “Estamos en una situación desesperante”

Afectadas: el Gobierno todavía no confirmó una posible puesta en marcha de una declaración de emergencia agropecuaria para las zonas afectadas o de un plan acorde con la situación.
El subsecretario de Agricultura Enrique Schmidt reclamó ayer 100 millones de pesos para afrontar el desastre que la sequía está provocando en la zona de cría de La Pampa.

“Necesitaríamos 100 millones de pesos. Hay que comprar granos y pagar el acarreo de agua.

Actualmente, en la zona de cría las vacas se están alimentando solamente con la chaucha de caldén, que es lo único que queda. Está muy comprometida la ganadería”, afirmó Schmidt.

“La situación, realmente, es desastrosa para La Pampa. Y se necesita, urgente, más ayuda financiera”, insistió.

La sequía está haciendo estragos en el país y en especial en La Pampa, donde casi la totalidad de su territorio está declarado en emergencia agropecuaria, a la espera de que Nación la homologue.

“Estamos en una situación desesperante. No tenemos forraje y tenemos que ayudar a los productores, que están gastando mucho dinero para darles agua a unos 40.000 animales. Por eso estamos esperando una respuesta del Gobierno Nacional”, dijo el funcionario pampeano.

Enojo

La presidenta Cristina Fernández tuvo que ordenar ayer que se coordine la ayuda a los productores afectados por la sequía, luego de que entidades denunciaran que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, hiciera lo propio sólo en algunas regiones con chacareros afines a la gestión, tal como informó El Diario en su edición de ayer.

La primera mandataria ordenó coordinar con gobernadores e intendentes de las zonas de sequía la entrega de ayuda oficial para los productores afectados, que consistirá en la distribución de forraje y maíz para sus ganados.

Según confirmó por la mañana el intendente radical de Puan, Horacio López, quien integra la Comisión Regional de Emergencia Agropecuaria, se enteró “por la radio” de que Moreno había mandado camiones de maíz para forraje a su zona.

Un productor tradicional de la zona, Juan Manuel Garciarena, reconoció ante El Diario que gestionó personalmente ante Moreno la asistencia y que el contacto se lo hizo Analía Quiroga, la misma que tiempo atrás dijo que el ex presidente Néstor Kirchner “no tiene materia gris”.

Garciarena le contó a El Diario que está al frente del reparto de 15.000 toneladas de maíz para los productores ganaderos en el sur del oeste bonaerense y afirmó que “hay que salvar las vacas. Después vemos”.

Intendentes y gobernadores dejaron entrever sus quejas contra el secretario de Comercio Interior, quien comenzó a mandar ayuda sin coordinar esta actividad con la Secretaría de Agricultura, ni con las autoridades de cada región.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, aseguró que el pedido presidencial es para que los productores “sientan que el Gobierno está al lado de ellos y que vamos a colaborar” con la situación y que también existe “el compromiso de defender a la producción agropecuaria”.

Comentá la nota