Schiavoni: "El Estado debe tener más presencia en los yacimientos".

El secretario de Hidrocarburos y Minas de Chubut, Sergio Schiavoni, manifestó su confianza en las gestiones que encabeza el gobierno de la provincia ante Nación para modificar el precio de referencia del barril de petróleo en el mercado interno y las retenciones.
Al describir los lineamientos con los que ha asumido recientemente la función, afirmó que uno de sus principales objetivos es trabajar para la recuperación de reservas de hidrocarburos y defendió el rol que le cabe a esta provincia, como principal productora de crudo, para generar propuestas de alcance nacional en esta materia. "El Estado debe tener un rol más protagonista en cada yacimiento, porque es socio y propietario del recurso", expresó.

"Al ser la provincia de Chubut, la que en los últimos años pasó a ser la primera productora de petróleo, tiene el derecho y el deber de actuar en políticas nacionales. Mi rol es llevar al gobernador propuestas que vayan en ese sentido", dijo al definir los lineamientos con los que ha asumido su gestión.

"En el corto plazo -anunció- se apunta a solucionar el problema que todos sabemos y que es un precio muy acotado de referencia para el barril de crudo, que no permite que las empresas se desarrollen o hagan inversiones como se deberían hacer". La consecuencia de esta situación es la afectación de puestos de trabajo.

En cuanto a objetivos de mediano y largo plazo, expresó: "Estamos trabajando en esto y por las gestiones del gobernador y el jefe de gabinete, se espera lograr un acuerdo la semana próxima; se busca que la actividad sea sustentable en el tiempo y que haya un marco normativo independiente de los cambios políticos. Se evaluará también el tema retenciones y hay una apertura del gobierno nacional que ha generado la posibilidad en los próximos meses de empezar a manejar un planteo para todo el país: yo creo que Chubut debe tener intervención en esto y mi trabajo será darle las herramientas al Gobernador para que a través de los legisladores, llegado el momento se empiece el camino para hacer algo al respecto".

Por qué no es suficiente 42 dólares por barril

Hay analistas de renombre nacional que, como Jorge Lapeña, sostienen que si las operadoras han podido trabajar con un precio de 20, 25 dólares por barril o incluso menos, no tendrían derecho a reclamar un precio sostén (ver nota aparte). Se le preguntó a Schiavoni qué argumentos refutan desde esta región aquel planteo:

"En principio cuando se maneja este tipo de commodities, la referencia de precio está dada por el mercado internacional; y hoy claramente los precios de la Argentina no son los del mercado internacional. Por otro lado hay una realidad nacional interna que es muy compleja, porque hay que equilibrar por un lado la necesidad del Estado nacional en cuanto a qué recursos y qué dinero necesita para manejar otros temas: por un lado las retenciones se crearon porque el Estado necesita recursos para ser volcados en sectores o lugares geográficos que no los tiene. Hay que discutir si es lógico este nivel de retenciones, por un lado. Pro otro, dentro de esta actividad no todos tienen los mismos intereses. Es distinta la situación de quien solamente opera áreas y vende su crudo y gas, al que tiene posibilidad de transformar en combustibles y lubricantes. Es muy difícil combinar todos esos aspectos y que todos estén contentos".

Ante la pregunta de si es inviable la actividad con un crudo de 25 dólares por barril, respondió:

"No diría inviable, pero con ese precio las operadoras tendrían cero inversiones y se dedicarían a sacar lo que puedan, con la mínima inversión, que es lo que suma valor al yacimiento y que no son gastos corrientes. No tengo la seguridad de que hoy se pueda operar con 25 dólares, en todo caso tendrían que eliminarse las retenciones con ese precio, pero aun así con ese bajo valor la actividad sería muy limitada. Con esto quiero decir que no se perforaría más, no habría más exploración, se repararían sólo los pozos con producción importante y otros se dejarían de lado. Esto impactaría en la región porque habría muchísima gente sin trabajo. Por otro lado, nos desabasteceríamos de petróleo y gas y cuando un yacimiento cae por falta de inversiones, es muy difícil levantarlo".

Aclaró sin embargo que hoy ninguna operación se concreta por debajo de 30 dólares.

"Las operadoras deben decir cuánto invierten en exploración"

De profesión geólogo y amplia trayectoria en la actividad, Shiavoni fue consultado en torno a cómo se revierte la caída de reservas del país, que cada año registra nuevos saldos negativos, si bien Chubut ha mostrado una tendencia positiva en ese plano.

"Creo que el Estado tiene que tomar más intervención en las decisiones de las operadoras en cuanto a sus inversiones. No sólo que digan vamos a invertir mil millones de dólares, sino dónde, porque las cifras tiradas en cuanto a inversión para cualquier actividad confunden. Puede resultar atractivo por ser un gran número, pero deben decir cuánto se invierte para explorar o desarrollar, porque no sólo con exploración se aumentan reservas sino también con pozos de desarrollo. Todavía existen muchas áreas en que no se ha realizado sísmica 3 D en el país, se ha perforado y se han evaluado áreas en que la tecnología no era suficiente y ya llegó nueva tecnología; sin eso es muy difícil determinar el grado de exactitud que tienen las reservas".

Según ese planteo, con inversión y tecnología adecuada habría todavía petróleo para aprovechar: "Por definición Argentina no es un país petrolero, es un país con petróleo. Dependiendo de las políticas que se fijen (nacionales y provinciales), puede ser un recurso del que se exporte una parte. Hay que determinar cuánto, pero estará siempre relacionado al nivel de reservas que se tiene. Si tuviéramos hoy reservas promedio de 50 años en todo el país, podríamos vender. Hoy hay yacimientos con reservas con dos o tres años por delante. Esto no es conveniente ni para la operadora, ni para el Estado".

Renegociar exigiendo reservas

Otro de los temas que admitió el nuevo funcionario se vincula a la falta de conocimiento concreto del costo de producción de cada barril de crudo. "Es complicado determinarlo, porque no todas las operadoras tienen el mismo costo de producción, porque cada yacimiento es distinto. Sí creo que llegó el momento de que para poder equilibrar, el Estado debe conocer la ganancia de las operadoras; llegó el momento de que el gobierno se siente a la mesa y actúe como socio, sin dejar de respetar a la empresa privada".

Tras indicar que el contrato de Tecpetrol todavía no está finalizado y que la negociación continúa su marcha, delineó su visión sobre las pautas a incorporar en la discusión de los contratos de concesión.

"Se debe lograr un compromiso serio de mantenimiento y aumento de reservas, para eso debe especificarse en los contratos qué trabajos se van a hacer y de qué manera. También en la relación con empresas regionales, para que se establezca claramente cómo será la relación con éstas, porque no tienen nada que envidiar a las foráneas en cuanto a calidad de servicio, buscando priorizar a éstas porque son las que siguen estando en la región aun cuando el petróleo baja a 10 dólares", indicó el funcionario, que proviene de la Cámara de Empresas Regionales y a la que renunció antes de asumir ese rol.

Comentá la nota