¿Schiaretti tiene contactos secretos con los K?

Los dirigentes kirchneristas cordobeses dan rienda suelta al enojo que tienen contra Juan Schiaretti. Le achacan sobreactuación al gobernador, quien todos los días descarga munición gruesa contra los Kirchner. Un funcionario de unas de las delegaciones del Gobierno nacional en Córdoba aseguró que, más allá del distanciamiento que intenta marcar, el mandatario provincial mantiene contactos con hombres cercanos a Néstor Kirchner. Según la fuente, Schiaretti cuestiona a los Kirchner, pero luego manda al ministro de Gobierno, Carlos Caserio, para que calme los ánimos.

Línea abierta

El influyente operador Juan Carlos "Chueco" Mazzón, dirigente de extrema confianza de Kirchner, sería quien mantiene línea directa con Caserio. "Schiaretti cree que después del 28 de junio podrá volver a sentarse a negociar con el Gobierno. Creo que esta vez se le fue la mano. Caserio ya no puede interceder por él. Kirchner se cansó de que le pegue y después se disculpe en privado", afirmó el dirigente K.

Lejos

Pero más allá de las elecciones legislativas y de las necesidades de la provincia, los kirchneristas están convencidos de que Schiaretti tratará de armar una estructura anti K dentro del PJ nacional. En la Rosada, no cayeron bien los contactos que trascendieron entre Schiaretti y los ex gobernadores de Santa Fe, Carlos Reutemann, y de Entre Ríos, Jorge Busti. "La diferencia es que Schiaretti tiene que administrar una provincia fundida. Reutemann y Busti pueden hacer política sin compromiso de gestión", aclaró un encumbrado dirigente K, casi como una advertencia para Schiaretti, cuya administración depende mucho de la caja nacional.

Ataque

Mientras siguen negociando y tratan de ponerse de acuerdo sobre quién encabezará la lista de diputados nacionales, el kirchnerismo cordobés tiene algunas certezas: el intendente de Villa María, Eduardo Accastello, será quien encabece la lista para senadores, con el objetivo de cosechar votos peronistas enojados con Schiaretti. La otra cuestión es que en el discurso de campaña fustigarán al gobernador por haberse olvidado –según los K– de la clase trabajadora. "A Schiaretti se le cayó la máscara. Se la pasa defendiendo los intereses de los productores agropecuarios, el sector más beneficiado en los últimos años. Los trabajadores, la base del peronismo, no figuran en sus discursos", afirmó un legislador provincial enrolado en el kirchnerismo.

¿Nebreda da el paso?

El secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, y el funcionario Ricardo Moreno mantienen reuniones con dirigentes sindicales peronistas molestos con Schiaretti porque no fueron tenidos en cuenta a la hora de armar las listas del oficialismo. En este contexto, según los kirchneristas, no sorprendería que la propia Carmen Nebreda, titular de la Unión de Educadores de la Provincia (UEPC), quien estuvo cerca de acompañar a Eduardo Mondino en la boleta de Unión por Córdoba, anuncie su respaldo a los candidatos de la Casa Rosada.

Silencio

El silencio de José Manuel de la Sota ya genera preocupación en Juan Schiaretti y su equipo de campaña. A través de un intermediario, el gobernador hizo un intento para que su antecesor se involucrara en la campaña, pero la respuesta fue negativa. En el búnker de Eduardo Mondino, en la calle Hipólito Yrigoyen de la capital provincial, no descartan que el propio candidato tome la iniciativa para tratar de convencer al ex gobernador para que rompa el silencio y salga a respaldarlo de manera pública. Pero un intendente que mantiene contactos con De la Sota aseguró que el ex jefe del PJ cordobés mantendrá su prescindencia en estas elecciones legislativas. "El 29 de junio, ‘el Gallego’ saldrá a la cancha para buscar la conducción del PJ en las internas del 22 de noviembre. Sabe que sin el peronismo de Córdoba, no tiene futuro político. Después verá si puede ser candidato presidencial o busca de nuevo la gobernación, pero si no conduce el partido, no tiene horizonte", comentó el veterano dirigente del interior.

Rechazo

Hasta los propios peronistas esperaban que Luis Juez sorprendiera poniendo a un ruralista en lugares expectables en sus listas. De allí la estrategia de Schiaretti de elegir a la dirigente agropecuaria Estela Garnero para secundar a Francisco Fortuna. Las versiones indican que Juez habló directamente con el titular de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, sobre candidaturas. La propuesta del líder del Frente Cívico fue concreta. "Si querés un lugar entre los tres primeros de la lista de diputados, el hombre debe ser (Agustín) Pizzichini (titular de la Federación Agraria de Córdoba)". Como el dirigente ruralista rechazó el ofrecimiento, finalmente el ex intendente de Córdoba se inclinó por el productor agropecuario Gumersindo Alonso, un hombre identificado con el campo. Aunque no lo hará público, Juez tiene esperanzas de convencer a Buzzi para que venga a Córdoba a darle su respaldo, en medio de la campaña.

Advertencia

El miércoles pasado, numerosos intendentes radicales firmaron en Buenos Aires convenios para que el Gobierno nacional les financie obras en sus municipios. Obviamente, el kirchnerismo aprovechó la reunión como parte de su campaña. Dirigentes cercanos a los candidatos y a la conducción partidaria advirtieron sobre la utilización que hacía el Gobierno. "Pregúntenle a Luis Brower de Koning (Río Tercero) sobre el verso de los Kirchner. Tres veces firmó el convenio para el nuevo acceso a la ciudad y todavía está en veremos", dijo un dirigente mestrista.

Escudo

Cuestiones ajenas a la política se cruzan en el tercer piso de la Casa Radical, como en cualquier otro partido. Cuando Hipólito Faustinelli asumió como presidente interino del Comité Provincia en lugar de Mario Negri, la primera medida que adoptó (y que dejó trascender con gusto) fue cambiar el termo para tomar mate. ¿Por qué? El termo que heredó tenía un escudo del Club Belgrano, del cual Negri es hincha. "El Poli" mandó urgente a comprar otro, con el escudo de Instituto.

Quieren 17 boletas

Los 16 partidos aliados del PJ provincial en la coalición Unión por Córdoba quieren participar en la elección del 28 de junio con sus propias boletas, aunque lleven los mismos candidatos que ya bendijo Schiaretti. Incluso, algunos han llegado a amenazar con un rompimiento prematuro si el PJ decide utilizar sólo una papeleta, como hará el resto de los partidos. "Carbonetti nos dijo que iremos con varias boletas, pero hay que seguir peleando, porque algunos no quieren pagar el costo", dijo un legislador que ejerce la representación de varios sellos partidarios.

Preparan impugnación

Marcelo Touriño y Aurelio García Elorrio, dirigentes y candidatos del nuevo partido Encuentro por Córdoba, aseguraron que si Unión por Córdoba y sus aliados intentan oficializar más de una boleta con los mismos candidatos a diputados nacionales –en otras palabras, utilizar el sistema de sumatorias–, presentarán una impugnación.

Rechazo

Los legisladores oficialistas Emilio Graglia y Juan Brügge presentaron un proyecto para crear un colegio profesional de licenciados en Ciencia Política. El tema es que los integrantes de la bancada de Unión por Córdoba (uno viene del radicalismo y el otro de la democracia cristiana) dijeron contar con un amplio respaldo de los graduados para impulsar la colegiación. No parece ser tan así. Este fin de semana hubo algunas reuniones de varios licenciados en Ciencia Política que decidieron manifestar su rechazo a la iniciativa cuando sean convocados a la Legislatura. Consideran que la colegiación limitaría la actividad de esos profesionales, la mayoría de los cuales trabaja de manera independiente.

Era el hermano

Grande fue la sorpresa de varios referentes juecistas cuando se enteraron de que en un acto que encabezó en Jesús María el pasado jueves el candidato a senador por la UCR Ramón Mestre, había participado Marcelino Gatica. En rigor, se trató de una confusión. A la reunión asistió un Gatica... pero era Daniel, hermano del intendente de esa ciudad, Marcelino Gatica, quien días atrás confirmó –después de algunos coqueteos con Mestre – su pertenencia al Frente Cívico. Al parecer, los hermanos Gatica –Daniel era habitual vocero del intendente– estarían distanciados por cuestiones de la política doméstica de Jesús María y cada cual sigue ahora sus propios pasos: Marcelino está alineado con Juez y Daniel comparte actos con Mestre.

Comentá la nota