Schiaretti se reúne mañana con Boudou en busca de un acuerdo

El gobernador Juan Schiaretti se reunirá mañana con el ministro de Economía de la Nación, Amado Boudou, y con el secretario de Hacienda de la Nación, Juan Carlos Pezoa.
El encuentro se inscribe en los contactos entre la administración central y la cordobesa para llegar a un acuerdo que destrabe el envío de fondos que el gobierno de Cristina Fernández ha retenido en estos últimos meses, a pesar de los convenios firmados entre ambas jurisdicciones, algunos de ellos homologados por ley del Congreso de la Nación.

Voceros del Gobierno provincial confirmaron que el encuentro –que se terminó de acordar el viernes por la tarde– se producirá mañana a las 12.30, en la Capital Federal.

Schiaretti mantendrá estas reuniones, además de compartir un acto con la Presidenta, en el cual los gobernadores de la Región Centro (Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos) adherirán al plan de asignación por hijo para familias sin empleo formal.

De esta manera, el mandatario provincial retomará los contactos que abrió durante setiembre pasado con la Presidenta.

El respaldo al plan de 180 pesos por hijo para desocupados y el voto a favor de la reforma política en Diputados son los gestos que exhibe la administración de Schiaretti como voluntad de aun acuerdo con los K.

Trabas judiciales. En medio de las fuertes restricciones financieras y el complejo panorama gremial provincial, la expectativa está dada por la posibilidad de que la Nación destrabe recursos y la Provincia levante alguna de las medidas cautelares interpuestas ante la Corte Suprema de Justicia.

Si la Provincia está acuciada por las necesidades de fondos, la Nación tampoco tendría interés en que del máximo tribunal salga un fallo en su contra. Santa Fe ya tiene otro litigio planteado ante la Corte reclamando que se le restituya el 15 por ciento del impuesto a las ganancias correspondiente a la coparticipación –cedido cuando se creó el régimen de jubilación por capitalización, a mediados de la década de 1990– y un fallo favorable a Córdoba podría motivar a otras provincias a sumar nuevas demandas.

Ayer, altas fuentes del Gobierno provincial ratificaron que no está dispuesto a incluir en la negociación de mañana el recurso que presentó en reclamo de la deuda que la Anses mantiene con la Caja de Jubilaciones de Córdoba por aportes no realizados entre 2002 y 2007. En esta demanda la Provincia 1.220 millones de pesos, de los cuales 556 millones ya fueron reconocidos como deuda en el año 2006.

Las otras dos demandas son medidas cautelares por deudas más coyunturales: dos pagos que el Ministerio de Economía debió haber transferido en los últimos meses en virtud del Programa de Asistencia Financiera (PAF) y que suman 120 millones de pesos; y transferencias atrasadas de la Anses a la Caja de Jubilaciones que hoy suman 313,9 millones. En una semana más, se habrán acumulado nuevos pagos por esos dos rubros, con lo que el atraso global acumulará 540 millones de pesos.

Presiones. Las presiones de la Nación para que Córdoba levante sus demandas judiciales comenzaron el mismo día en que fueron interpuestas. Y el freno a la liquidación de fondos se entiende también en ese marco.

Desde un principio, los negociadores de la Nación reclamaron el levantamiento de las tres demandas como condición necesaria para destrabar los fondos.

Pero la Provincia se niega a desistir del reclamo por los 1.220 millones adeudados de antes de 2007. Ahora, aparentemente, los tiempos se han acelerado. Los trámites judiciales han seguido su curso y, en unos 15 días, la Corte podría fallar sobre la medida cautelar correspondiente al PAF, según calculan en la Casa de las Tejas.

En principio, la Nación pretendería que Córdoba primero levante esos recursos para después recibir los fondos. Córdoba, en cambio, reclamaría un "señal de buena voluntad": que la Nación envíe una porción sustancial de esos recursos con lo que, luego, la Provincia desistiría. Esa señal es, concretamente, una cifra: entre 300 y 400 millones de pesos, que se desembolsen más o menos en forma inmediata.

Comentá la nota