Schiaretti rechaza tratar ahora una nueva ley de radiodifusión

Schiaretti rechaza tratar ahora una nueva ley de radiodifusión
Buenos Aires. El gobernador Juan Schiaretti se manifestó totalmente en desacuerdo con el anteproyecto de ley de "servicios de comunicación audiovisual" que impulsa el Gobierno nacional.
Sus diferencias fueron tanto por la oportunidad y la metodología de debate adoptados por la administración nacional como por la propia letra del anteproyecto, que será enviado al Congreso de la Nación.

Schiaretti hizo estas definiciones por separado a periodistas y a integrantes de la comisión directiva de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) encabezadas por su presidente, Lauro Laíño.

Antes, firmó la Declaración de Chapultepec, un decálogo de principios sobre la libertad de expresión en el continente que se aprobó en la Ciudad de México en 1994 y que Schiaretti se había comprometido a suscribirla en la última asamblea de Adepa, en 2008, en la ciudad de Río Cuarto.

Definiciones

Las principales definiciones del gobernador en la reunión de ayer fueron las siguientes:

"Es indispensable la participación de los sectores (en la elaboración de la nueva ley de radiodifusión) para que sea una ley producto del debate, del consenso y de mucha participación. No puede ser fruto del apresuramiento, ni de las amenazas, ni de los enfrentamientos.

"No comparto tampoco el momento. No puede ser en medio de un período electoral, ni producto de las apuradas. 2010 es un año propicio para un debate con todos los sectores, en busca de consenso, que permita una ley que garantice la libertad de prensa y la libertad de información.

"La pauta publicitaria oficial tiene que ser distribuida con equidad. Es intolerable que se haga uso de los fondos públicos para disciplinar a los medios". Schiaretti coincidió, en ese sentido, con una propuesta de marco regulatorio nacional que esbozó el presidente de Adepa: la creación de un órgano de Estado, pero no gubernamental, con participación de Adepa y otras entidades empresariales del sector (Adira, Consejo Publicitario), que se ocupe de la distribución de la publicidad oficial".

"El Estado tiene que impulsar el pluralismo, sin presionar jamás a periodista alguno. También distribuyendo la pauta oficial de publicidad con criterios de ecuanimidad y de equidad".

"Los medios tienen una gran responsabilidad social, en tanto la información es un bien público; por eso, tienen que actuar conforme a la ética y propender a la objetividad. Pero es el ciudadano el que decide qué medio está bien o está mal".

"Argentina necesita una nueva ley, porque estamos con la de la dictadura. Pero ésta no puede ser resultado de presiones o amenazas. Tampoco puede catalogarse como que ésta es ‘la madre de todas las batallas’. Por eso, no se puede discutir (el proyecto oficial) en un período electoral".

"Mi desacuerdo es también con la letra (de la propuesta del Gobierno). Plantea cosas objetables, como una cantidad de organismos de control a los que tienen que referirse los medios de comunicación cada dos años. Esto termina dejando a la voluntad de un funcionario qué se hace con la licencia que pueda tener un medio de comunicación. Son resabios de la ley actual, que viene de la dictadura".

Datos

Dos razones. Al justificar su rechazo al proyecto oficial de ley de servicios de comunicación audiovisual, Schiaretti cuestionó la oportunidad y la metodología de debate adoptados por la administración que conduce la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Acta. Schiaretti rechazó el proyecto K de nueva ley durante la firma de la Declaración de Chapultepec, que consagra una serie de principios sobre la libertad de prensa.

Comentá la nota