Schiaretti quiere 19 mil policías para 2009

El gobernador Schiaretti indicó que se incorporarán otros 3 mil efectivos. El objetivo es alcanzar los 19 mil uniformados. Ayer egresó la promoción más grande en la historia de la Policía. También se adelantó la creación del CAP rural.
El anuncio del mandatario provincial se conoció durante el multitudinario acto de egreso de las promociones 210 y 211 de suboficiales y la 55ª promoción de oficiales de la Policía de la Provincia. La colación de estos nuevos uniformados es un hecho histórico, ya que hasta el momento no se habría producido una incorporación de semejante magnitud.

No obstante el anuncio, Schiaretti destacó que «la inseguridad es hija de la pobreza, la marginación y la explotación de nuestro pueblo». Agregó que «hasta que no avancemos en ello no habremos ganado la batalla».

El mandatario enfatizó que es responsabilidad del Estado combatir la delincuencia y brindar elementos necesarios a la fuerza de seguridad para alcanzar ese objetivo. «Hay que sumar granitos de arena, todos los días, para llegar a hacer una montaña», indicó.

Durante su discurso, ante los centenares de nuevos policías y miles de familiares que se congregaron a lo largo de un kilómetro en la avenida Nores Martínez, reiteró que «no hay recetas mágicas», sino que se debe trabajar diariamente. También sostuvo que no sirven los golpes de efecto «ni las profecías de gurúes», sino que debe existir una necesidad de una política de Estado para detener la inseguridad.

Además de los hombres y mujeres que se sumarán a la Policía, Schiaretti anunció la incorporación de 400 nuevos vehículos, 150 motos y 50 cámaras de seguridad, al igual que miles de chalecos antibalas.

«No importa la incertidumbre ni la crisis que nos toque soportar a los cordobeses, nosotros tenemos que darle tranquilidad a la población» y para ello «tenemosque sumar el equipamiento y la tecnología adecuada y necesaria para la fuerza», destacó.

«Un plan de seguridad es algo que se desarrolla a lo largo del tiempo, no hay recetas mágicas»,

reiteró ante la prensa.

En otro párrafo de su discurso, el gobernador indicó a los nuevos agentes que «son la policía que cuida a la gente y no la que la asusta».

Por su parte el jefe de la fuerza, comisario general Alejo Paredes, indicó que «siempre es necesaria una planificación y esto es parte de ello», aunque reconoció que «a veces los tiempos nos apuran y debemos incorporar personal rápidamente».

«El delito no se va a neutralizar de un día para el otro, es un trabajo que se debe hacer minuto a minuto», apuntó Paredes.

Los nuevos policías “aliviarán” en una primera etapa los operativos Fiestas y Verano, y en segundo momento serán distribuidos en forma equilibrada entre Capital e interior.

Comentá la nota