Con Schiaretti, la planta tuvo 14 mil retoños

La Provincia tiene 118.175 empleados, 10 mil más de los que encontró el gobernador cuando asumió. Además, se jubilaron cuatro mil, cuyos puestos fueron cubiertos.

Como un jardinero prolijo, Juan Schiaretti ha regado día a día la planta de empleados públicos de la Provincia. Con esmero, él ha logrado hacerla crecer hasta una dimensión que jamás ha tenido: 118.175 empleados tiene la Provincia, 10.440 más de los que encontró el 10 de diciembre de 2007, cuando asumió como gobernador.

No es ése el número total de designaciones realizadas por el mandatario. Es que en estos dos años de gestión 3.829 empleados públicos se jubilaron, por lo que la cantidad de agentes que entraron a la Provincia fue, finalmente, de 14.269.

El brote de estatales fue podado en medio de la crisis financiera del año pasado, cuando la emisión de los bonos pasó a ser parte de las conversaciones en el colectivo. El 2 de setiembre último, el fiscal de Estado, Jorge Córdoba, envió un correo electrónico a todos los funcionarios exigiéndoles que frenen el ingreso de nuevos empleados públicos hasta nuevo aviso.

Dos años de crecimiento. Hasta junio del año pasado, promediando la primera mitad de la actual gestión, la planta de personal schiarettista aumentó en 9.399 empleados, quienes revisten en el sector no financiero de la Provincia. A estos retoños se suma el incremento de dependientes en los organismos y empresas descentralizadas del Estado: pasaron de 4.872 a 5.913, es decir 1.041 más.

Todas las ramas de la planta se expandieron en los primeros 24 meses de gestión de Schiaretti. Pero hay casos paradigmáticos, que permiten inferir que en medio del ingreso de policías, enfermeras y maestras se colaron punteros. Uno de ellos, es la cantidad de personas contratadas como personal "temporario": actualmente son 16.636; 5.553 más de los que revestían en esa condición en diciembre de 2007, cuando había 11.083 contratados.

El incremento fue del 50 por ciento.

En rigor de verdad, el ingreso de empleados al Estado se disparó en el segundo semestre de 2007 (durante la campaña para los comicios del 2 de setiembre), cuando pasó de 99.137 estatales, en junio de ese año, a 102.863 en diciembre.

El gobierno riega. Aunque desde el Gobierno ningún funcionario quiso responder la consulta de Día a Día, la información que nutre este artículo es oficial: las planillas de personal son elaboradas por el Ministerio de Finanzas, y publicadas con cierta periodicidad en la página web de la Provincia. La planilla que se consultó para este informe, correspondiente al corte de empleados que se hizo en junio de 2009, fue proporcionada a este diario tras un pedido concreto a la Gobernación. La evolución de la planta de empleados es, además, informada por la Provincia al Ministerio de Economía de la Nación, en cumplimiento con la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Desde la Casa de las Tejas sostienen que el incremento de la planta fue abonado con policías y docentes. Y es parcialmente cierto: la cantidad de efectivos pasó de 18.808 a 24.082; mientras que los dependientes del Ministerio de Educación subieron de 45.562 a 48.383.

A la vez, también aumentaron quienes revisten en la gigantesca área "General" de la Provincia, la que pasó de tener 20.483 asalariados a 22.042, un 7 por ciento más. En este mismo plazo, en la Legislatura le hicieron lugar a 126 nuevos empleados, lo que dejó a la planilla en 1.165 puestos ocupados en el Poder Legislativo.

La planta creció tanto que tapó el bosque: la Caja de Jubilaciones chocó, y la Provincia depende de los giros nacionales para pagar los sueldos. Círculo vicioso, le dicen.

Trabajadores descentralizados

Los tentáculos del Estado crecen, se multiplican, pero no mueren. Los organismos descentralizados de la Provincia (agencias, la Epec y entes autónomos) sumaron, entre diciembre de 2007 y junio de 2009, a 1.041 cordobeses a sus respectivas plantas de empleados. El principal tomador fue la Apross, que pasó de 275 agentes a 479, una suba del 74 por ciento. Otra dependencia en la que los empleados se chocan en los pasillos es la Lotería: 504 agentes se agregaron durante la gestión schiarettista, conformando un total de 1.444 dependientes. A su turno, las agencias Deportes y Turismo sumaron, juntas, 203 personas efectivas.

La cantidad de "contratados" en los entes es un secreto de Estado.

Comentá la nota