Schiaretti paga ocho mil pesos el metro

Schiaretti paga ocho mil pesos el metro
La oposición cordobesa denuncia que el edificio que reemplazará a la actual Casa de Gobierno provincial esconde un "negocio inmobiliario". El proyecto fue presentado por la empresa Electroingeniería y le costará 427 millones a una provincia con déficit.
Las cuentas de Córdoba están al rojo vivo y el gobierno jaqueado por protestas de los empleados públicos. Sin embargo, el gobernador Juan Schiaretti acaba de llamar a licitación para construir un ambicioso centro cívico por un monto de 427 millones de pesos. La obra, que obligó a poner como garantía la actual Casa de Gobierno provincial, surge de una iniciativa privada presentada por Electroingeniería, una empresa que creció al calor de la obra pública del kirchnerismo. La oposición denuncia que se esconde un negocio inmobiliario.

"Esto es un curro que va atado a la venta de la Casa de Gobierno, las últimas 23 hectáreas disponibles que quedan en el corazón de Córdoba", acusó el senador electo Luis Juez a Crítica de la Argentina. "En una provincia que está quebrada, con una deuda de 13 mil millones de pesos, al gobernador se le ocurre construir un centro cívico de 427 millones de pesos. Es un negocio de un gobierno en retirada que quiere salir más rico de lo que entró", agregó Juez.

El proyecto prevé la construcción de un edificio vidriado de 52 mil metros cuadrados, con cocheras, sala de convenciones y un anexo para los ministerios.

La legisladora provincial Liliana Olivero, del bloque Izquierda Socialista, afirmó que el proyecto "es un negociado".

Las acusaciones llegaron también desde la UCR. El diputado electo Mario Negri le achacó a Schiaretti impulsar un proyecto "inoportuno".

La construcción del polémico Centro Cívico comenzó a pergeñarse en diciembre de 2008, cuando Electroingeniería, que exhibe aceitados vínculos con el gobierno cordobés, presentó una iniciativa privada para desarrollar el proyecto en las tierras del ex ferrocarril Mitre. Originalmente, el edificio iba a ser de 130 mil metros cuadrados, a razón de 6.152 pesos el metro cuadrado. Las ansias fueron acotadas a la fuerza.

El 22 de enero pasado, el gobierno provincial declaró de interés público a la iniciativa y, para financiarla, proyectó vender los terrenos sobre los que se asienta la actual Casa de Gobierno y el complejo Pizzurno, sede del Ministerio de Desarrollo Social. Este plan se truncó cuando diversas organizaciones impugnaron la enajenación de estos edificios. Otra luz amarilla encendió el Concejo Deliberante capitalino, controlado por el juecismo, que adelantó su negativa a modificar las normas que rigen los terrenos elegidos, donde está vedada la construcción en altura.

Ante estas objeciones, el proyecto del centro cívico de Electroingeniería entró en una impasse hasta el 4 de noviembre pasado, cuando Schiaretti decidió llamar a licitación pero con cambios respecto del original: la obra se acotó a 52 mil metros cuadrados, a un valor de 8.211 pesos el metro cuadrado. Un 33 por ciento más caro que hace 10 meses. El financiamiento correrá por cuenta de la empresa adjudicataria, que en su oferta económica deberá incluir el costo del crédito que afrontará la provincia. Para ello, Schiaretti estableció como garantía de pago la coparticipación federal de impuestos, una hipoteca sobre la Casa de Gobierno y el Pizzurno.

Crítica de la Argentina intentó consultar a los funcionarios provinciales, quienes sin embargo remitieron a las declaraciones del gobernador cuando abrió el llamado a licitación y recordó que Córdoba es una de las pocas provincias cuyo gobierno "no tiene sede propia".

Por su parte, desde Electroingeniería, Carlos Bergoglio, gerente de relaciones públicas, señaló que "muchas personas apoyan esta iniciativa, que va a cambiarle la cara a la ciudad". Asimismo justificó la doble garantía incluida en el pliego, argumentando que "ellos no van a poner 400 millones de pesos sólo con la firma de un pagaré del gobernador". Y, finalmente, sobre los cuestionamientos hacia su empresa, Bergoglio sostuvo que "a cualquier empresa que saca los pies del plato como Electroingeniería y está en contra del establishment, le cortan la cabeza".

Una década de negocios con Electroingeniería

De la mano del ex gobernador José Manuel de la Sota y de Schiaretti, Electroingeniería consiguió licitaciones millonarias.

• En 2000, De la Sota le adjudicó a la UTE Electroingería-CPC (de Soldati) la construcción de cien escuelas por un monto de 84 millones de pesos-dólares. En esa obra, Electroingenería fue denunciada por el ex diputado nacional Eduardo García "por cobrar un 17% más de lo establecido en el contrato" y afirmó que las pymes fueron "subcontratadas con cheques sin fondos, y algunas se fundieron".

• En noviembre de 2001, en plena crisis financiera, De la Sota le adjudicó a la UTE Electroingeniería-IECSA (de Macri) la construcción de otras 110 escuelas. Esta obra, financiada por el BID, fue adjudicada en 94 millones. Seis meses después, aprovechando la devaluación, el ex gobernador renegoció el contrato y lo llevó a 240 millones de pesos, un 155% más con respecto a lo establecido originalmente.

• En 2008, Schiaretti le adjudicó a la UTE Electroingeniería-Siemens la ampliación de la usina eléctrica de Pilar, actualmente en construcción. Esta obra financiada por la ANSES en un principio tenía un presupuesto oficial de 600 millones de pesos, que luego trepó a 1.440 millones. Sin embargo fue adjudica a la UTE Electroingeniería-Siemens, única empresa oferente, en 1.770 millones de pesos. Esta licitación está involucrada en una denuncia que realizó el abogado Ricardo Monner Sans contra Siemens.

Comentá la nota