Schiaretti dio marcha atrás con una invitación a De Angeli

Tras haber compartido un almuerzo con Alfredo De Angeli y Carlos Reutemann en el programa de Mirtha Legrand, el pasado martes 16, el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti visitó la Sociedad Rural de Jesús María, donde anunció orgulloso: "Hablé con De Angeli y el domingo 21 de este mes estará en un acto en Río Cuarto para apoyar a los candidatos de Unión por Córdoba".
Pero ayer, el dirigente ruralista entrerriano no fue de la partida. Pese a que oficialmente se dijo que por problemas de agenda no había podido llegar a Córdoba, fuentes del PJ confiaron a Clarín que "el propio Schiaretti se ocupó de sacarlo a De Angeli de escena. Después del papelón del otro día, no queremos quedar pegados".

El "papelón", no es otra cosa que la frase dicha por el polémico dirigente entrerriano que había aconsejado: "Hay que juntar a los empleados en las estancias, subirlos a la camioneta y decirles a quién hay que votar".

La semana pasada, el gobernador Schiaretti había jugado su última carta para intentar mejorar la performance del PJ -detrás de Luis Juez, su candidato disputa el segundo lugar con el radical Ramón Mestre- y justificó la llegada de De Angeli, diciendo: "Nuestra candidata número 2 es Estela Garnero, es la única del sector agropecuario que va en las listas de todos los partidos de Córdoba. Y no se olviden que yo fui el único gobernador que recibió a De Angeli durante el conflicto con el campo".

También le pesó al gobernador cordobés la opinión del presidente de Federación Agraria (FAA) Eduardo Buzzi, que el sábado estuvo en San Francisco y desacreditó con dureza al entrerriano: "Tiene que ir al psicólogo, porque termina diciendo cualquier barrabasada con tal de ser noticia".

Un integrante de la mesa chica de FAA contó a Clarín que miran "con desconfianza el corrimiento a la derecha de De Angeli. Primero trató de amigo a un filo nazi como Alejandro Biondini; después se muestra con (Francisco) De Narváez que no precisamente defiende los intereses de los pequeños arrendatarios y ahora vuelve a la época del fraude patriótico".

Buzzi, visiblemente molesto, dijo: "De Angeli debería leer un poco más la historia de la Federación Agraria, tener una mayor pertenencia orgánica, y consultar más seguido y se equivocaría menos. Porque le viene errando parejito".

Tras los dichos de De Angeli, Schiaretti en persona se ocupó de desactivar su desembarco en Río Cuarto, para evitar abrir otro frente de conflicto.

Comentá la nota