Schiaretti lanzó otro fuerte ajuste del gasto

El gobernador cordobés anunció que no reemplazará al personal que renuncie o se jubile. Necesita fondos para ofrecer una suma fija a los estatales que están de paro
Ayer, a las diez de la mañana, los ministros y secretarios de estado de Córdoba estaban preparados en la Sala de Ministros de Ituzaingó 1351 para una de las habituales reuniones de gabinete presidida por el gobernador cordobés Juan Schiaretti.

El encuentro, que duró hasta las doce del mediodía, no fue uno más: el mandatario se encargó de poner en alerta a todos los funcionarios sobre la situación que se viene. Como primera medida, les pidió a todos restrigir fuertemente el gasto, y los únicos que se salvaron -al igual que en el recorte anterior- fueron Oscar González, ministro de Salud, y Juan Carlos Massei, al frente de Desarrollo Social, que por ahora y sólo por ahora, quedaron exceptuados de ajustarse el cinturón. Por otra parte, Schiaretti les prohibió a sus funcionarios realizar incorporaciones de personal en la administración pública, también con excepción de las áreas de Seguridad, Salud y Educación.

"La renovación de personal es uno de los temas que periódicamente genera un flujo de ingresos en la administración pública: eso no va a ocurrir para poder achicar el presupuesto de aquí a fin de año y poder descargarlo en una propuesta salarial", señaló un funcionario .

Además, el mandatario ordenó a todos que a partir de ahora no se podrá reemplazar al personal que renuncie o se jubile o que por razones de fuerza mayor deje un puesto vacante. "Esta restricción del gasto tiene por objeto ofertar a los empleados estatales un monto fijo a sus remuneraciones", explicó finalmente el gobernador.

El lunes la Secretaría de Trabajo había dictado la "conciliación obligatoria" en el conflicto con empleados estatales que se inició hace dos semanas y que afectó a la administración pública provincial, con mayor impacto en la salud pública y en el sector docente que sigue su plan de lucha.

En busca de encontrarle una solución a los paros, Ricardo Sosa, secretario general de la gobernación, se reunió ayer con el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) en la Secretaría de Trabajo. Al término del encuentro el funcionario hizo un balance positivo: "Hemos dejado abierta la mesa de diálogo. Vamos a continuar reuniéndonos todo el tiempo que haga falta para llegar a una propuesta de una cifra fija que podamos hacerle a los gremios".

Comentá la nota