Schiaretti y Juez acordaron "defender" juntos a Córdoba

Tras los duros enfrentamientos que mantienen desde 2007, cuando el actual gobernador venció en una elección cuestionada, ambos se reunieron esta tarde para consensuar una agenda ante la Nación.
El gobernador de la provincia, Juan Schiaretti, y el flamante senador nacional electo por el Frente Cívico y Social, Luis Juez, comprometieron este martes el esfuerzo de los legisladores de ambas fuerzas políticas para encarar en el Congreso de la Nación tareas conjuntas en defensa de los intereses de Córdoba.

El mandatario provincial y el ex intendente de esta capital mantuvieron esta tarde la primera reunión después de las polémicas elecciones de setiembre de 2007 que consagraron gobernador a Schiaretti por un exiguo margen de votos, generándose a partir de allí una serie de dudas que derivaron en numerosas denuncias de fraude por parte de Juez.

El líder opositor llegó con la senadora electa Norma Morandini, el actual senador Carlos Rossi y los diputados electos Gumersindo Alonso, Susana Mazarella y Ernesto Martínez, en tanto el titular del Poder Ejecutivo estaba acompañado por el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, y el presidente provisorio de la Legislatura unicameral y diputado nacional electo, Francisco Fortuna.

Al finalizar el encuentro, que se extendió durante algo más de una hora, Juez evaluó ante los periodistas como "muy bueno" el diálogo entablado con las autoridades provinciales y puntualizó que acordaron trabajar de "inmediato" en todas las acciones tendientes a defender los intereses de Córdoba.

Agregó que el gobernador se comprometió a mantener contactos con otros partidos opositores para analizar los temas importantes para la provincia, aunque evitó precisar cuáles fueron.

"Estamos discutiendo una agenda de temas que tienen que ver con la Provincia", reveló Juez con cierta cautela y tras señalar que "fue una reunión dentro del marco de la institucionalidad", reiteró que "tuvimos una muy buena reunión".

Por su parte, el ministro Caserio y Fortuna, el legislador electo por Unión por Córdoba, quienes oficiaron de voceros del gobernador, coincidieron en señalar que "todo lo que haga a la defensa de los intereses de los cordobeses será bienvenido".

"En ese aspecto -agregó Caserio- nosotros agradecemos" la preocupación expuesta por el senador electo y "el gobernador quedó encomendado de mandar la agenda elaborada a las otras fuerzas políticas cordobesas para que, en posteriores reuniones, todos podamos tener una acción en común".

"Nosotros valoramos todo esto y nos vamos a poner de inmediato en comunicación con la Unión Cívica Radical, que es la otra fuerza con representación legislativa, para invitarlos a discutir esta agenda", dijo.

La intención es "tratar en el futuro, tanto el Gobierno de Córdoba como nuestros legisladores, tanto los electos como los que actualmente tienen mandato, para ver de qué modo avanzamos en la defensa de nuestros intereses", agregó Caserio.

Finalmente, el titular de la cartera política dijo que "si bien estos legisladores asumen en diciembre, hay un compromiso de encarar de inmediato distintas acciones, porque hay cosas que no pueden esperar"

Comentá la nota