"Schiaretti gobierna y debe conducir al peronismo"

Calificó como "inoportuna" la aspiración de De la Sota de presidir el partido. No está afiliado, pero dice que no tendría problemas en firmar la ficha en el PJ. Admite que en la Capital hay resistencia hacia el oficialismo.
Hace poco más de seis años que Héctor Campana dio su primer gran salto sin que un aro de básquet fuera el objetivo. Fue cuando aceptó la propuesta de Luis Juez para ser candidato a concejal en la ciudad de Córdoba por el Partido Nuevo. Después se distanció de Juez, se propuso ser candidato a intendente de la Capital a través del kirchnerismo, pero el tiempo lo sorprendió siendo vicegobernador de la mano del justicialismo.

Hoy, mientras no descarta afiliarse al PJ, se mete de lleno en la interna para respaldar a Juan Schiaretti, ante la avanzada de José Manuel de la Sota por la conducción partidaria. Es evidente que Campana aprendió rápido.

–¿Cree que si usted hubiera sido candidato, como analizó Schiaretti antes de definir la lista, Unión por Córdoba hubiese obtenido un resultado mejor?

–No lo sé. No me gusta hablar sobre supuestos. Creo que se hizo un esfuerzo importante para instalar a nuestros candidatos y que, lamentablemente, por la actitud de algunos peronistas que armaron una lista por separado, el peronismo fue dividido a los comicios legislativos. En esta situación de tres fuerzas muy parejas en la provincia, eso perjudicó nuestras chances. Si esa situación no se hubiera dado, el resultado hubiese sido otro, seguro.

–¿Por qué cree que el Gobierno provincial no logra adhesión en la capital provincial?

–Hemos trabajado muchísimo en la ciudad de Córdoba. Yo participé de manera activa en la campaña electoral, el gobernador recorrió todos los barrios y nuestra gestión ha emprendido muchísimas acciones en la Capital. Pero es evidente que hay que hacer una autocrítica importante. Seguramente el peronismo ha hecho cosas malas en estos años en la Capital para que los resultados en este distrito no sean iguales o similares a los que obtiene en el resto de la provincia. Estamos trabajando en eso y entendemos que, más allá de la situación electoral, la consideración que tiene la gente de nuestro gobierno es altísima. Y si uno analiza estos resultados, mejorando un poco el justicialismo tiene las chances intactas de mantener el poder en las elecciones de 2011.

–Usted habla de lo que tendría que hacer el justicialismo. Pero, si mal no recuerdo, usted no está afiliado...

–Pongámosle Unión por Córdoba. Yo formo parte de este espacio, como ciudadano independiente. Comulgo con este gobierno y estoy convencido de lo que estamos haciendo.

–¿Cómo piensa seguir militando en política sin partido? ¿Formará su propia fuerza o se afiliará al PJ?

–No tendría ningún inconveniente en afiliarme al Partido Justicialista, si fuera necesario. Sigo trabajando en este espacio, tengo una aceptación importante, saben la gente y los militantes del justicialismo y de las otras fuerzas que integran Unión por Córdoba que estoy comprometido y trabajo para que a este espacio político le vaya bien y mantenga el poder en 2011. Así que no creo que sea algo fundamental afiliarme al peronismo, pero no tendría problemas en hacerlo.

–¿Cómo cree que afectará la disputa interna que se ha planteado por la conducción del peronismo entre Schiaretti y José Manuel de la Sota?

–Creo que lo que ha expresado el ex gobernador De la Sota, aunque tiene todo el derecho del mundo a aspirar a cargos partidarios, no ha sido oportuno. Creo sí que, en el peronismo, el que gobierna es el que conduce el partido, y sin lugar a dudas el conductor tiene que ser el gobernador Schiaretti. Puede haber muchísimas discusiones, pero no hay dudas de que tiene que ser él quien conduzca este espacio político.

–¿Afectará esta disputa al bloque oficialista en la Legislatura?

–Creo que la sangre no va a llegar al río. Van a primar la cordura y los intereses del Gobierno por encima de los intereses partidarios, que siempre los hay y son legítimos. Pero no creo que sea oportuno disputar una conducción que, desde mi punto de vista, claramente tiene que ejercer el gobernador de la provincia.

–Si Schiaretti se lo pide, ¿acompañaría al gobernador en una campaña para una eventual elección interna?

–Por supuesto que lo haría.

Comentá la nota